Local

Irán está ahora abierto a sellar un pacto nuclear con Occidente

EEUU y Alemania son escépticos y piden hechos y no sólo palabras. "Si actuais de forma honesta, cooperaremos con vosotros", dice Ahmadineyad.

el 03 feb 2010 / 21:35 h.

TAGS:

El presidente iraní, en la ceremonia de presentación del cohete que lanzó ayer al espacio.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, confirmó que su país mantiene abierta la opción del intercambio de uranio aunque siempre y cuando converjan una serie de condiciones.

En una entrevista concedida a la televisión estatal, el mandatario también sugirió que Irán ofrecerá a Estados Unidos un intercambio de presos para liberar a los tres ciudadanos estadounidenses detenidos desde el pasado julio por supuestamente entrar de forma ilegal en el país.

"Debemos decir que si actuáis de forma honesta, cooperaremos con vosotros... Hemos insistido en que el intercambio de uranio enriquecido al 20% debe hacerse en Irán, y ellos han aceptado", aseguró el mandatario.

Según Ahmadineyad, el problema reside en que "algunos países están dispuestos a cooperar con Irán en materia nuclear, pero otros, como el Reino Unido e Israel, están molestos porque no quieren tener que colaborar".

El director de la Organización iraní de la Energía Atómica, Ali Akbar Salehi, matizó las declaraciones de su presidente al decir que el intercambio de combustible nuclear podría realizarse en un país de Asia oriental, que presumiblemente podría ser Japón. En declaraciones reproducidas por la agencia laboral de noticias local Ilna, el jefe negociador iraní señaló que otros países como Francia y Brasil podrían también formar parte del eventual proceso de intercambio. Salehi precisó, no obstante, que el acuerdo todavía no ha sido cerrado y que prosiguen las negociaciones con París y Brasilia para el suministro de uranio al 20%, aunque no quiso confirmar a los periodistas las noticias que apuntan a que Tokio podría ser el lugar elegido. "Se está dialogando con una serie de países de Asia", se limitó a contestar.

Este anuncio iraní fue acogido con escepticismo por Estados Unidos. Mientras que la canciller alemana, Angela Merkel, exigió ayer de las autoridades de Irán que pasen de las palabras a los hechos. "Todo se medirá en base a los hechos que se produzcan", dijo Merkel.

China, sin embargo, señaló ayer que es "urgente continuar con las negociaciones" con Irán en materia nuclear. "Lo urgente es continuar con el diálogo y las negociaciones diplomáticas", aseguró el ministro chino de Exteriores, Yang Jiechi.

En medio de esta polémica, Irán lanzó ayer "con éxito" su tercer cohete de fabricación nacional, bautizado Kavoshgar-3, y anunció la puesta en marcha de tres nuevos proyectos para la construcción de sendos satélites de telecomunicaciones, informó la televisión estatal. El cohete, que lleva una cápsula experimental que permite enviar a un ser vivo al espacio, según ese medio, fue lanzado el miércoles desde un lugar no revelado del país.

En otro orden de cosas, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), los problemas técnicos frustran las ambiciones armamentísticas de Irán, aunque pronto tendrá la capacidad para construir piezas de armamento atómico. El IISS presentó ayer en Londres su informe anual sobre Equilibrio Militar en el que indica que "las centrifugadoras de gas (que se emplean para el enriquecimiento de uranio) muestran signos de deterioro".

  • 1