Local

Irán renueva su amenaza a los opositores y se ceba en los estudiantes

Ahmadineyad prohíbe cualquier contacto con 60 organizaciones internacionales.

el 05 ene 2010 / 20:08 h.

TAGS:

Últimas revueltas contra Ahmadineyad en Irán el pasado mes de diciembre.
El régimen iraní insiste en reprimir las continuas muestras de rebeldía de los opositores a través de arrestos y amenazas. Ayer, Teherán calificó de "enemigas" a 60 organizaciones internacionales y prohibió a los iraníes todo contacto con ellas so pena de ser castigados, según informó la televisión estatal.


"Cooperar y firmar acuerdos con estas fundaciones e instituciones que llevan a cabo una revolución de terciopelo en contra de Irán es ilegal y recibir apoyo de ellas está prohibido", afirmó la fuente, que cita un alto responsable del Ministerio de Inteligencia. La nota también insta a los iraníes a "evitar cualquier tipo de relación inusual con esas organizaciones y con embajadas y extranjeros".


"Los partidos políticos tienen prohibido recibir financiación exterior", agregó antes de acusar a medios de comunicación foráneos como la cadena pública británica BBC o la televisión estadounidense Voice of America de tratar de ayudar a los esfuerzos por derrocar el régimen.


Irán está sumido en una grave crisis política y social desde que el pasado junio cientos de miles de personas salieron a las calles del país para protestar contra la reelección del presidente del país, Mahmud Ahmadineyad, que la oposición considera fruto de un "fraude masivo".


violencia. Las protestas, que no han cesado desde entonces, se recrudecieron el pasado 27 de diciembre, día de Ashura, en el que murieron ocho personas, según cifras oficiales, en los enfrentamientos entre las Fuerzas de Seguridad y grupos de manifestantes. Además, alrededor de 500 personas fueron detenidas, de las que 300 permanecen aún en prisión, entre ellas más de una veintena de opositores.


Hace una semana, el propio Ministerio de Inteligencia culpó de la violencia a extranjeros y a grupos antirrevolucionarios ligados con el movimiento opositor en el exilio Muyahidin Jalq (Combatientes del Pueblo), que Teherán considera terrorista.


El ministro iraní de Interior, Mustafa Mohamad Nayar, volvió el domingo a acusar a Estados Unidos, Israel y el Reino Unido de fomentar los disturbios y recordó que a partir de ese momento la tolerancia con los que se manifiestan sería "cero". Por su parte, el jefe del Poder Judicial, ayatolá Sadeq Lariyani, prometió que los acusados de los disturbios en Ashura tendrán juicios "rápidos y contundentes".


Mientras tanto, el pasado sábado, las fuerzas de Seguridad iraníes arrestaron a más de una treintena de estudiantes en la universidad Jayyam, ubicada en la ciudad oriental de Mashad.


Según la fuente, los estudiantes fueron detenidos tras una manifestación en apoyo al movimiento verde de oposición y en protesta por la represión y arresto de decenas de compañeros en la universidad vecina de Azad. Durante la concentración, los congregados corearon eslóganes como "muerte al dictador", "libertad para los estudiantes arrestados" y "Oh Husein Mir Hosein", en alusión al líder del citado movimiento verde, agregó.


La semana pasada, casi un centenar de catedráticos y profesores de la Universidad Teherán enviaron una carta abierta al líder supremo de la Revolución, ayatolá Ali Jameneí, en la que criticaban la represión estudiantil.
"Los asaltos nocturnos a las residencias y viviendas de los estudiantes indefensos, los ataques diurnos en el campus, las agresiones y arrestos, no son una muestra del poder del Estado ni dan brillo a su carácter islámico y republicano", denunciaron.


"Para nosotros es muy difícil creer que en la República Islámica es posible que un grupo equipado hasta los dientes tenga permiso para desplegarse en el interior de la universidad y agredir durante dos días a los estudiantes, hijos de esta tierra, romper los bienes e insultar a los catedráticos", agregaron.


petróleo. Por otro lado, ayer se supo que la Guardia Revolucionaria, cuerpo de elite del Ejército iraní, realizará el próximo febrero una serie de maniobras militares en el estrecho de Ormuz, una de las principales vías mundiales de tránsito del petróleo.


El citado estrecho es la puerta que une el golfo Pérsico con el golfo de Omán y a través de ella transita una quinta parte de las reservas mundiales de crudo que salen de Kuwait, Arabia saudí, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Irak y el propio Irán.

  • 1