jueves, 13 diciembre 2018
14:32
, última actualización
Deportes

Iribar-Esnaola, 35 años después

Los porteros que protagonizaron la final de Copa de 1977 rememoraron experiencias y posaron juntos en el Villamarín el pasado sábado.

el 13 feb 2012 / 22:55 h.

Iribar y Esnaola, el sábado en el Villamarín.
El 25 de junio de 1977, en el estadio Vicente Calderón, el Betis y el Athletic jugaron la final de la primera Copa del Rey con Don Juan Carlos I en el palco. Al final de los noventa minutos y la prórroga, 2-2. Llegó entonces la hora de los penaltis y los focos alumbraron a los dos protagonistas: en la portería rojiblanca, José Ángel Iribar (Zarauz, Guipúzcoa, 1943); en la meta verdiblanca, José Ramón Esnaola (Andoain, Guipúzcoa, 1946). Paisanos y enemigos. Iribar, 614 partidos con el Athletic durante 18 temporadas y campeón de Europa con España en 1964, contra Esnaola, 207 encuentros con la Real Sociedad y 378 con el Betis.

Ganó Esnaola, como ya es sabido. Los ocho primeros penaltis fueron gol; en el noveno falló Cardeñosa, pero Gorriti detuvo el lanzamiento de Dani; en la séptima ronda, Iribar paró el penalti de Alabanda y Esnaola el de Villar, ahora presidente de la FEF; en la octava chutó y marcó Esnaola; y en la décima, en el penalti número veinte, el cancerbero bético atrapó el chut de Iribar.

Este año se cumplen 35 años de aquella histórica noche y las heridas, lógicamente, están cerradas. Así quedó plasmado el sábado. Antes del Betis-Athletic, los dos protagonistas de aquella gran final posaron juntos. Esnaola es ahora entrenador de porteros en Heliópolis. Iribar, el Txopo, ejerció de lo mismo en Lezama hasta 1999 y ahora es adjunto a la presidencia del Athletic. Historia del fútbol español.

  • 1