lunes, 12 noviembre 2018
18:30
, última actualización
Deportes

Iriney: "Firmaría diez años más aquí, pero es que ya tengo treinta"

"No hace falta que el club venga a hablar conmigo", dice el capitán verdiblanco, que está dispuesto a esperar una oferta de renovación hasta el final.

el 05 ene 2012 / 19:26 h.

Iriney posa tras el entrenamiento de este jueves en el estadio.
-Dice su entrenador que el partido ante el Sporting es "una final tremenda". ¿De acuerdo?
-Sí. Cada partido que juguemos va a ser una final, y además es contra un equipo que pelea con nosotros. Es un partido clave para afianzar la confianza y tener más de tranquilidad.

-¿Es más trascendental que el Barcelona o el derbi?
-Lo más importante, se diga lo que se diga, es el Sporting porque marca todo: la vuelta de las vacaciones, confirmar lo que hicimos a finales de año... Hay que seguir en esa línea ganadora y positiva. De verdad que no pensamos en el Barça ni en el Sevilla.

-¿Qué han supuesto esas dos victorias para el Betis?
-Nos hacían falta porque era un poco cansino llegar al fin de semana y salir con el ánimo bajo y con derrotas y han sido importantes para decir que somos los mismos, no los mejores pero tampoco los peores, sólo un equipo de currantes que cuando está unido es muy difícil de batir.

-¿A los Reyes les pide la permanencia y un nuevo contrato con el Betis?
-Eso es querer demasiado. Soy ambicioso, pero me gustar tener las cosas por mi trabajo. Todo lo que tengo lo he conseguido yo. El contrato llegará en su momento, Iriney está muy tranquilo porque no se mueve por el orgullo y el egoísmo humano, sino por la fe. No tengo que poner al club contra la pared porque no soy nadie, el club hace sus deberes y entiendo perfectamente su posición. Quiero disfrutar de los fines de semana. Y consiga lo que consiga, que sea por mi esfuerzo.

-¿No se mueve por dinero?
-Haga lo que haga, Iriney va a pensar en su familia, pero hablar de dinero es una tontería. ¿Si le pagan más, usted se va? Es una tontería poner en la balanza cosas que no hay ni tengo. Lo que tengo es el Betis, el cariño de la gente, el respeto del entrenador, que soy feliz en la ciudad... ¿Qué más puedo pedir? A Iriney le pagan para entrenar y ganarse un puesto y yo voy a seguir en mi línea de profesional. Iriney no se mueve por el dinero o el orgullo. Tengo un dios que es superior a todo y me abrirá las puertas. Ahora soy el hombre más feliz y quiero disfrutar lo máximo de esta afición y este club.

-Si no habla de lo que no hay, ¿significa que no hay oferta del Betis ni del fútbol árabe?
-Hay que ser coherentes. El Betis pasa por un momento muy difícil económicamente y como institución, así que no va a planificar renovaciones ni contrataciones si no estamos donde tenemos que estar. Dependemos de la permanencia. Hay que estar unos cuantos años en Primera para sanear el club, que se merece nuestro respeto porque nos trata bien a todos. De otros clubes no quiero saber nada, hay agentes para eso. La gente habla mucho pero Iriney no perderá el foco de la competición y de mi profesión.

-Es decir, que el Betis le ha dicho que no se dirigirá a usted hasta saber si sigue en Primera o se va a Segunda.
-Yo soy listo y no hace falta que me hablen, salí de casa siendo muy joven y el mundo me ha enseñado muchas cosas. Una mirada dice más que muchas palabras. Soy muy feliz aquí y no hace falta que el club venga a hablar conmigo, no lo necesito porque lo primero es lo primero. La permanencia está por encima de cualquiera ahora mismo.

-¿Está dispuesto a esperar?
-¡Claro, qué voy a hacer!

-Pero es libre de negociar con cualquier otro club...
-Yo juego limpio y no haría nada por la espalda, no va con mi carácter. No voy por detrás y jamás firmaría un contrato sin que el Betis lo supiera, hablaría antes con el club. Pero ahora no hay nada de lo que hablar.

-¿Dónde se ve el 1 de julio?
-Me veo feliz.

-No le pregunto cómo se ve, sino dónde.
-Si tuviera una bola de cristal, lo diría (ríe). Me veo feliz porque trabajaré en busca de mi felicidad. Donde esté será porque he decidido que es el sitio donde seré feliz con su familia.

-¿Y dónde le gustaría verse?
-Soy muy feliz aquí, así que saque sus conclusiones. No hace falta que diga más. Me gustaría firmar diez años aquí, pero es que ya tengo 30...

-Pues firme cinco años de jugador y cinco de técnico.
-No me gusta ese fútbol. Chaqueta y corbata, para nada; pantalón corto y chanclas.

-¿Qué ha dado el Betis a Iriney?
-El Betis es el equipo en España donde más he disfrutado, más he vivido y más he sufrido. Soy infinitamente feliz aquí y tengo que agradecérselo al club, a mis compañeros y a la afición.

  • 1