Economía

Irlanda prevé volver a los mercados en 2011

El ministro de Finanzas asegura que pagará su deuda

el 08 dic 2010 / 20:14 h.

Una mujer protesta en Dublín tras el anuncio del recorte de prestaciones sociales.

Un día después de que la UE activara el plan de rescate para su economía, el ministro de Finanzas de Irlanda, Brian Lenihan, descartó ayer que el país entre en una situación de suspensión de pagos y deje de hacer frente a sus compromisos con los tenedores de deuda irlandesa, e incluso apuntó que el país podría volver a los mercados de deuda en 2011.

"No está descartado que Irlanda regrese el próximo año a los mercados de deuda. El calendario lo dictará la evolución de los tipos de interés", aseguró Lenihan en una entrevista al diario Les Echos.

En este sentido, defendió que la situación de la economía irlandesa es "clara" y que cualquier impago de la deuda, de la que el 84% está en manos de inversores internacionales, tendría "consecuencias negativas duraderas".

"Afectaría a la capacidad de la economía irlandesa para obtener capital en los mercados internacionales y tendría un impacto negativo en los costes de financiación. Nuestra reputación en el exterior sería puesta en duda, desanimando las inversiones extranjeras, un factor indispensable para reactivar un crecimiento sostenible", añadió.

Asimismo, recalcó que el plan de ajuste presentado por el Gobierno para los próximos cuatro años no recoge sólo medidas de austeridad, sino también de "crecimiento y competitividad". De hecho, subrayó que Irlanda está en camino de recuperar rápidamente la competitividad perdida en los años del boom económico, gracias principalmente a las exportaciones.

Respecto a la gestión europea de la crisis de Irlanda, recalcó que el país ha acogido de forma positiva el apoyo mostrado por sus socios de la Zona Euro así como por el Reino Unido, Suecia y Dinamarca, que han ofrecido al país préstamos bilaterales. Así, añadió que la ayuda de la UE y el FMI les permite contar con financiación suficiente para superar este "periodo difícil".

"El paquete da una respuesta a los problemas económicos que ha causado los temores de los mercados. Se contribuye así a preservar la estabilidad financiera de la Zona Euro", agregó.

Por su parte, la Comisión Europea (CE) consideró ayer que el presupuesto de Irlanda para el próximo año está en línea con los compromisos de austeridad del Gobierno y reconoció que el recorte será "duro" pero "necesario" para recuperar la estabilidad.

El proyecto de presupuesto de Dublín prevé un ahorro de 6.000 millones mediante una subida de impuestos, reducciones en las prestaciones sociales y recortes de los sueldos del Gobierno y altos funcionarios.

  • 1