Economía

Irlanda, un no pero sí

Dublín acepta una comisión técnica que analice su situación pero sigue negándose a ser rescatado

el 17 nov 2010 / 21:31 h.

El Gobierno irlandés reiteró ayer que no solicitará ayuda financiera exterior, en víspera de iniciar una ronda de conversaciones sobre su situación con una delegación técnica de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.

Según el Ejecutivo irlandés, la visita a Dublín de esta comisión técnica, formada por representantes de los tres mencionados organismos, tiene como objetivo analizar y buscar soluciones a cuestiones "monetarias" que afectan a la "Zona Euro e Irlanda".

El primer ministro irlandés, Brian Cowen, aseguró ayer en el Parlamento nacional que su Gobierno no abordará la cuestión del rescate financiero con la citada comisión y tampoco quiso fijar una fecha límite para el final de las conversaciones.

Volvió a negar también que Irlanda vaya a presentar una solicitud al Instrumento Europeo de Estabilidad Financiera, aprobado tras la crisis de Grecia para socorrer a los países con problemas de financiación en los mercados.

De hecho, Cowen afirmó que las informaciones que insisten en que Irlanda solicite ayuda exterior no contribuyen a resolver la situación. "Ha habido encuentros constructivos con todos ellos durante todo este proceso sobre asuntos que están afectando a Irlanda y la Zona Euro desde que comenzó la crisis", reiteró.

Más concreto, el comisario europeo de Asuntos Monetarios y Económicos, Olli Rehn, habló ayer de dos áreas de las finanzas irlandesas en las que la comisión centrará sus análisis: su situación fiscal y la reestructuración de su sector bancario. No obstante, el comisario evitó ofrecer detalles sobre los planes de reestructuración de la banca y sobre las condiciones que se impondrá a Irlanda en caso de que su Gobierno acepte solicitar ayuda exterior.

Así, el ministro irlandés de Finanzas, Brian Lenihan, insistió en que la banca irlandeda no atraviesa "dificultades graves".

  • 1