Local

La entrada a la ‘playa’ de Isla Mágica costará siete euros

Aqua Mágica será un complemento a la entrada habitual, que seguirá en 29 euros.

el 22 ene 2014 / 17:00 h.

TAGS:

Isla Magica Fitur Isla Mágica se moja en Fitur con Aqua Mágica, un parque acuático que complementa la oferta del recinto y que, además, aspira a convertirse en “la playa de Sevilla”. Una playa –viejo anhelo de la capital– que será muy especial, ya que contará piscinas de baño infantil y familiar, una gran playa con piscina de olas, grandes núcleos de toboganes, tumbonas y hasta flotadores. Las máquinas ya trabajan en el parque, aunque a 500 kilómetros, en la Feria del Turismo de Madrid, se aportaron detalles como cuánto costará acudir a las nuevas atracciones. La entrada a Isla Mágica se mantiene en los 29 euros, mientras que serán siete euros más si desea darse un chapuzón. No podrá, en cambio, acudir sólo al parque acuático. Looping Group deposita sus esperanzas en que Aqua Mágica sea el revulsivo que le hace falta al parque sevillano para salir de lustros de ostracismo y números rojos. En esa línea, el director general de Isla Mágica, Arnaud Coste, confió en que el parque se convierta en “la playa de Sevilla” y, tras profundizar en la inversión (cinco millones) y la superficie ampliable (20.000 metros cuadrados), tiró de optimismo con una previsión, sólo para las atracciones acuáticas, de 200.000 visitas para este año.De momento, no le faltaron apoyos, con la presencia de la Junta, el Ayuntamiento y la Diputación. Hasta asistieron los ya sobradamente conocidos piratas del parque, que esta vez llegaron con balones de playa para la ocasión. Esta última aprovechó el día de ayer para mostrar sus encantos turísticos, entre ellos el golf.Bajo la denominación Swing Sevilla: Catálogo de productos de golf, haciendas y cortijos de la provincia de Sevilla, se difundió entre los operadores especializados la práctica del golf en seis campos de la provincia (Hato Verde en Guillena, Aznalcázar, Zaudín en Tomares, Real Club de Dos Hermanas, Pineda y la Escuela Pública de Golf en la capital) “El turismo de golf es un gran motor económico para el territorio que lo recibe”, afirmó el presidente de la Diputación de Sevilla,Fernando Rodríguez Villalobos, que no obvió que este deporte atrae a un turismo al alza –en 2012 llegaron 429.000 turistas– y que no suele escatimar en gastos –la media de estancia es de 13,3 días y el gasto medio se sitúa en 89,81 euros–. El catálogo ofrece nueve paquetes turísticos que combinan la práctica del golf en los seis campos con el alojamiento en diez haciendas y cortijos. Todos con una oferta alternativa como Golf en Doñana, Golf y Vino, Golf Monumental o Golf en la cuna del Flamenco, con el que se muestra alternativas más allá de la práctica de este deporte. No fue el único catálogo de la oferta turística de la Diputación. Turismo Industrial de la Provincia de Sevilla es el otro paquete presentado en IFEMA, en el que se ensalzó la capacidad del segmento para diversificar la oferta y, además, para desestacionalizar la actividad turística. En ese conjunto entra desde las fábricas de mantecados en Estepa a las cooperativas oleolícolas de la provincia, pasando por las viejas estaciones de ferrocarril, yeguadas, talleres de mosaicos, alfombras y forja o la sede de la RTVA en San Juan de Aznalfarache. En total, son 70 empresas del mapa provincial. Rodríguez Villalobos resaltó la posibilidad que ofrece el segmen- to para reactivar la economía de los municipios que “sacan doble partido a sus empresas en activo y devuelven otra vida a las que ya estaban en desuso y que, en muchos casos, poseen un gran valor cultural”. Además, indicó que el producto es fruto de la creatividad e iniciativa de empresarios y de la universidad y aventuró que potenciar este segmento dará “frutos rentables” que hacen que “mientras otros sectores están de capa caída, el turismo siga aguantando el tipo”. La directora de Calidad e Innovación, Manuela González, de su parte respaldó el catálogo como una “nueva herramienta para conocer el rico patrimonio industrial” sevillano y mantuvo que, además, es “una manera de reconocer el valor de las empresas de la tierra”. Asimismo comentó que se trata de la primera guía que se edita sobre este “segmento emergente” y que crea “sinergias” con el que se centra en la tradición cultural. También se blandió la bandera del legado andalusí a través de la Ruta de los Omeyas, un itinerario que recorrerá una docena de ciudades andaluzas, entre ellas tres sevillanas: Carmona, Écija y la capital. La ruta se planificó teniendo como punto de partida el patrimonio, la diversificación de la oferta de servicios e infraestructuras y del caché turístico que atesoran estos municipios.

  • 1