Local

Islandia sienta en el banquillo a su exprimer ministro por la crisis

Geir Haarde se declaró ayer inocente y aseguró ser víctima de una “persecución política”.

el 07 jun 2011 / 19:11 h.

TAGS:

El exprimer ministro islandés Geir Haarde.

El exprimer ministro islandés Geir Haarde rechazó ayer durante su primera comparecencia ante los tribunales todas las acusaciones por su supuesta responsabilidad en la crisis financiera que afectó gravemente al país en 2008.

Los bancos islandeses quebraron en octubre de 2008 y metieron a Islandia en una profunda crisis de la que aún no ha salido, y que ha provocado fuertes subidas de impuestos, un severo recorte del gasto público y un corralito que impide a los islandeses disfrutar con libertad de sus ahorros. El Ejecutivo se vio obligado a pedir ayuda al FMI , según informó ayer la página web de El País.

La Fiscalía acusó a Haarde de no tomar ninguna medida pese a tener informaciones respecto a la amenaza de quiebra de los principales bancos del país. El exmandatario podría ser condenado a hasta dos años de prisión, informó DPA.
Se trata del primer juicio de este tipo en la historia de la isla. El exprimer ministro conservador dimitió en enero de 2009 ante la presión popular. El año pasado, el Parlamento votó que fuera llevado a juicio.

En su primera comparecencia ante la Justicia, Haarde rechazó todas las acusaciones y reclamó la inmediata suspensión del juicio. Además, acusó a los magistrados de parcialidad y reclamó su sustitución.

Para el exprimer ministro, el proceso no es más que una "persecución política". Haarde aseguró que "las acusaciones son absurdas", entre otras cosas porque, según él, se demostró que todas las decisiones tomadas por su gabinete fueron correctas.

"Como miembro del gobierno islandés siempre intenté, desde lo más profundo de mi corazón, hacer lo mejor para mi país", dijo Haarde ante el tribunal especial, compuesto por ocho miembros del Parlamento y siete juristas.

Tras la lectura de las acusaciones, el tribunal volverá a reunirse en septiembre. La Fiscalía contará con unos 40 testigos, entre ellos los exdirectores de los tres bancos que quebraron.

  • 1