Local

Israel accede a iniciar un diálogo 'sin condiciones' por la paz en Oriente Próximo

Si Benjamín Netanyahu ya sorprendió el domingo al incluir en su discurso las palabras "Estado" y "palestino" en la misma frase, ayer el Gobierno israelí sorprendió aún más al asegurar que está dispuesto a iniciar "inmediatamente" un diálogo "sin condiciones previas" con los palestinos.

el 16 sep 2009 / 04:18 h.

TAGS:

Si Benjamín Netanyahu ya sorprendió el domingo al incluir en su discurso las palabras "Estado" y "palestino" en la misma frase, ayer el Gobierno israelí sorprendió aún más al asegurar que está dispuesto a iniciar "inmediatamente" un diálogo "sin condiciones previas" con los palestinos.

Fue el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, quien anunció que su Gobierno está "abierto" a escuchar "cualquier petición" en la mesa de negociación. "Estamos dispuestos a ir a una negociación con los palestinos inmediatamente y sin ninguna condición previa", insistió en numerosas ocasiones en rueda de prensa el titular de Exteriores israelí, tras reunirse en Luxemburgo con la Unión Europea (UE) en un Consejo de Asociación.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sentó el domingo las bases de la recuperación del diálogo al hablar por primera vez de la creación de un "Estado palestino", pero puso una serie de requisitos a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), como que sea un territorio desmilitarizado. Según Lieberman, no se trata de "condiciones previas" para sentarse a negociar, sino de "posiciones" que tienen derecho a defender, como cualquiera de las partes, y que no les impiden estar dispuestos al diálogo inmediato.

"A pesar de nuestra posición, estamos dispuestos a negociar y creemos que la solución debe venir de las negociaciones pacíficas", dijo, no sin recordar que es "una posición muy clara" expresada "antes de las elecciones, durante las elecciones y después de las elecciones" en las que alcanzaron el poder a principios de año. A su juicio, es "la hora adecuada" para buscar la "solución regional" propuesta por el presidente de EEUU, Barack Obama.

Según el líder estadounidense, "es momento de actuar" para lograr una salida al conflicto en Oriente Próximo que incluya la coexistencia de dos estados, el israelí y el palestino, una tesis en la que ha insistido varias veces desde que llegó a la Casa Blanca.

Lieberman también se mostró dispuesto a iniciar "inmediatamente" un diálogo con los sirios "y con los otros países", sin ninguna precondición. Y es que Estados Unidos ha pedido a Siria que desempeñe un papel "integral" en la construcción de la paz en la región. "Cada parte tiene su visión y estamos preparados para hablar todos los temas, todos los puntos", afirmó el ministro israelí. Por ello, pidió a la UE que ayude a impulsar estas negociaciones, que, en su opinión, son en interés de todas las partes.

Reacciones de todos los tipos siguieron ayer al discurso de Netanyahu. Su iniciativa de aceptar por primera vez la posibilidad de una solución que pase por los dos estados fue criticada a una por la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y Hamás, que opinan que su discurso echa por tierra las aspiraciones de paz.

En la misma línea hablaron Siria y el Líbano, que criticaron la posición del primer ministro israelí, que calificaron de "racista" y "peligrosa".

Sin embargo, el discurso fue aplaudido desde otros muchos foros. La Unión Europea (UE) considera que Israel ha dado "un paso en la dirección correcta" con el respaldo a la creación de un estado palestino. En este sentido, el ministro de Exteriores checo y presidente de turno del Consejo de la UE, Jan Kohout, recalcó el apoyo europeo a la solución de dos estados. Anteriormente, el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, había indicado que 2009 es "todavía un año útil para poner en marcha el proceso de paz".

Por su parte, el ex presidente de EEUU Bill Clinton opinó que hubiera sido un "desastre" que Netanyahu no admitiera la existencia de dos estados para solucionar el problema entre israelíes y palestinos.

  • 1