lunes, 18 marzo 2019
21:05
, última actualización
Local

Israel consuma su amenaza e invade la franja de Gaza

El Ejército de Israel consumó ayer su amenaza y comenzó la invasión terrestre en Gaza, según testigos en el norte de la franja que precisaron que escuchaban desde sus viviendas el motor de tanques y vehículos blindados que comenzaron a entrar en la zona. A los pocos minutos, el propio Ejercito israelí confirmó la operación.

el 15 sep 2009 / 20:41 h.

TAGS:

El Ejército de Israel consumó ayer su amenaza y comenzó la invasión terrestre en Gaza, según testigos en el norte de la franja que precisaron que escuchaban desde sus viviendas el motor de tanques y vehículos blindados que comenzaron a entrar en la zona. A los pocos minutos, el propio Ejercito israelí confirmó la operación.

La invasión tiene lugar después de que el Ejército del Estado judío empleara la tarde de ayer por primera vez, fuego de artillería desde territorio israelí en la ofensiva contra Hamás que inició hace ocho días en la franja y en la que hasta ahora solo utilizaba la fuerza aérea y marítima. Cientos de tanques y vehículos blindados, así como al menos diez mil soldados, cercaban desde el lunes Gaza a la espera de la orden del mando de invadir ese territorio palestino de 40 kilómetros de largo por 15 de ancho y en el que vive un millón y medio de personas. De acuerdo con fuentes militares israelíes citadas por medios locales en Jerusalén, la incursión será corta y masiva para cumplir pronto los objetivos y evitar un alto número de bajas.

"El Ejército ha iniciado la segunda fase de la operación Plomo Fundido y las tropas están ahora mismo maniobrando dentro de la franja de Gaza", explicó la fuente, que también precisó que el Comité de Defensa del Parlamento israelí ha autorizado la movilización de reservistas que han sido llamados a filas para apoyar la incursión. "El objetivo de la operación es destruir la infraestructura de Hamás, tomar control de la zona de lanzamiento de cohetes y disminuir los lanzamientos tanto como sea posible", añadió.

El propósito es "asestar un duro golpe a Hamás" y reducir el número de ataques desde la franja contra territorio israelí, aseveró.

Los fallecidos por los bombardeos ascienden ya 441 los muertos y a 2.285 los heridos en Gaza en el octavo día de ofensiva aérea israelí, informaron fuentes oficiales en la franja palestina. Entre los muertos se encuentran al menos 75 niños y 37 mujeres, según declaró ayer tarde el jefe de los servicios de emergencia de Gaza, Moaweya Hasanien, y respecto a los heridos, precisó que el 40% son civiles.

Por su parte, el presidente de EEUU, George Bush, acusó ayer a Hamás de instigar la violencia en la franja de Gaza y reiteró que ese grupo cuenta con el apoyo de Irán y Siria. "Hace 18 meses, Hamás asumió el control de la franja en un golpe y desde entonces ha importado miles de armas, cohetes y morteros y ha violado rutinariamente el cese del alto el fuego".

  • 1