Local

Israel recibe a Biden con el plan de ocupar más suelo palestino

La idea pone en peligro el incipiente proceso de diálogo auspiciado por Obama.

el 09 mar 2010 / 21:26 h.

TAGS:

El vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, y su esposa, Jill Biden, pasean por el cementerio del Monte Herzl en Jerusalén.

Una visita con polémica. El Ministerio del Interior israelí aprobó ayer un proyecto de construcción de 1.600 nuevas viviendas para expandir la colonia judía de Ramat Shlomo en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este.


La medida llega un día después de que EEUU anunciase oficialmente que israelíes y palestinos iniciarán con su mediación un diálogo indirecto de paz, tras más de un año de parón negociador. También se produce durante la estancia en la zona del vicepresidente Joe Biden, que ya recibió el lunes, horas antes de su llegada, el anuncio de otra ampliación de un asentamiento ju-dío, en ese caso con 112 casas más en Beitar Ilit, en el territorio palestino ocupado de Cisjordania.


Poco después la Casa Blanca condenó el anuncio. En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, afirmó que "ni la sustancia ni el momento" del anuncio ayudan a los esfuerzos por lograr la paz en Oriente Próximo. Y el propio Biden aseguró que la iniciativa israelí en Jerusalén "es el tipo de iniciativa que socava la confianza que necesitamos". En una declaración emitida en Jerusalén y distribuida por la Casa Blanca, el vicepresidente estadounidense afirmó que el anuncio del Gobierno de Netanyahu "va contra las conversaciones constructivas que he mantenido aquí".


Meir Margalit, concejal del partido de izquierda pacifista Meretz en el Ayuntamiento de la ciudad, aseguró a Efe que no considera "casual" el momento del anuncio, que a su juicio busca "boicotear" el incipiente proceso de diálogo y "dar una bofetada" a Biden durante su visita, en la que éste advirtió a las partes de que tendrán que adoptar "históricos compromisos audaces" para poner fin al conflicto armado más largo del globo, y aseguró que su país "siempre estará con quienes toman riesgos en pro de la paz". "Ustedes están preparados para hacerlo y espero que los palestinos (...) también lo estén", agregó. Pero la realidad contradijo sus palabras con el anuncio de Israel.


Poco después, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) aseguró que el proyecto "condena al fracaso" el diálogo de paz con Israel antes de su inicio. "Se trata de una decisión peligrosa que obstaculizará las negociaciones", señaló el portavoz de la Presidencia de la ANP, Nabil Abu Rudeina.


Las nuevas conversaciones pondrían fin a más de un año de parón diplomático, iniciado con una ofensiva israelí en Gaza que dejó más de 1.400 muertos (en su mayoría civiles) y enterró el denominado Proceso de Annapolis. Los acuerdos alcanzados en ese fallido intento negociador, que tuvo lugar entre finales de 2007 y de 2008, no serán vinculantes de cara a las nuevas conversaciones, que durarán cuatro meses, según comunicó ayer el negociador.


Durante su estancia en Jerusalén, Biden también subrayó la "determinación" de EEUU para evitar que Irán desarrolle armas nucleares. "Estamos decididos a impedir que adquiera armamento nuclear y estamos trabajando con muchos países para convencer a Teherán de que cumpla sus obligaciones internacionales", dijo en una rueda de prensa junto a Netanyahu.


Biden, el integrante de mayor rango de la Administración Oba-ma que visita Israel, dejó claro a su anfitrión que "no existen diferencias" entre sus respectivos países "en lo tocante a la seguridad de Israel". Según medios locales, el plan nuclear iraní centró el contenido de las reuniones del número dos de Obama, que visitará el territorio palestino ocupado de Cisjordania y Jordania. Biden pretende convencer a Israel de que no se lance a una aventura militar para frenar a Irán.

  • 1