jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Israel responderá a los cohetes de Hamás de forma 'desproporcionada'

El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, amenazó ayer con responder de manera "desproporcionada" a los ataques procedentes de Gaza, después de que cuatro cohetes y cinco proyectiles de mortero fueran lanzados ayer por milicianos palestinos desde la franja hacia israel. La tregua está cada vez más frágil. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 22:01 h.

TAGS:

El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, amenazó ayer con responder de manera "desproporcionada" a los ataques procedentes de Gaza, después de que cuatro cohetes y cinco proyectiles de mortero fueran lanzados ayer por milicianos palestinos desde la franja hacia israel. La tregua está cada vez más frágil.

"La posición del gabinete desde el primer momento fue que si los residentes del sur de Israel son atacados, nuestra respuesta naturalmente será desproporcionada", declaró Olmert en la reunión semanal del Consejo de Ministros celebrada durante la mañana de ayer en Jerusalén.

En la reunión intervinieron los ministros que forman parte del Gabinete de Seguridad Nacional, que fueron puestos al tanto de la situación en las inmediaciones de la franja de Gaza por altos mandos de la inteligencia militar y otros funcionarios de Defensa. Ninguno de los proyectiles lanzados ayer desde Gaza provocaron daños y la autoría de los ataques fue asumida por las Brigadas de los Mártires de Al Aksa, vinculadas al movimiento Al Fatah. Sin embargo, según apunta la edición electrónica del diario Yediot Aharonot, según las informaciones presentadas a los miembros del gabinete israelí, el brazo armado de Hamás también ha participado en los disparos aunque se mantiene cauto en no reivindicar la acción bélica.

Olmert reconoció que "sabía que había una posibilidad significativa de que Hamás continuara disparando" contra Israel a pesar del alto el fuego que ambas partes respetan de forma intermitente desde el pasado 18 de enero. Esta situación sigue al fin de la ofensiva militar israelí Plomo fundido en Gaza, que se prolongó durante 22 días y que dejó 1.400 palestinos muertos y más de 5.000 heridos, período en el que murieron 13 israelíes, de los cuales una decena eran militares. El jefe del Ejecutivo israelí aclaró a los miembros de su gabinete: "No debemos regresar a las reglas del juego que las organizaciones terroristas han estado tratando de dictarnos. No seremos forzados a sumergirnos en una guerra interminable de disparos".

Hamás no quiere tregua. Por su parte, el jefe de la Oficina Política del Movimiento de Resistencia palestino Hamás, Jaled Mishal, descartó ayer una tregua permanente mientras continúe el asedio israelí a Gaza y los pasos fronterizos permanezcan cerrados. En una rueda de prensa conjunta con el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Manucher Mottaki, el líder palestino confirmó que negocia con Egipto un alto el fuego, pero advirtió que la resistencia proseguirá mientras se mantenga la situación actual. "Nuestra tierra está ahora ocupada y tenemos derecho a resistir. Mientras siga así, podemos aceptar un alto el fuego, pero una tregua permanente carece de significado alguno", afirmó Mishal, quien ayer inició una visita oficial de varios días a Teherán.

Mishal, que encabeza una amplia delegación de representantes palestinos, fue recibido ayer por el líder supremo de la Revolución iraní, el ayatolá Alí Jamenei, y está previsto que se entreviste también durante estos días con el presidente del país, Mahmud Ahmadineyad. El representante palestino entregó a Jamenei un informe completo sobre la última ofensiva militar israelí contra Gaza, que causó miles de víctimas entre la última semana de diciembre de 2008 y la primera quincena del presente año.

El líder de la revolución iraní felicitó a ese movimiento islámico palestino y aseguró que las potencias imperialistas se sienten débiles tras "la victoria de Hamás". Además, instó al mundo a actuar con seriedad en la persecución de los líderes israelíes que hayan cometido crímenes de guerra y pidió a los palestinos que combatan las acusaciones de Israel con una guerra informativa en los medios de comunicación.

  • 1