Local

Italia limitará las escuchas judiciales a algunos delitos

Freno a las escuchas judiciales. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha aprobado un proyecto de ley para limitar las escuchas judiciales a los delitos más graves y aumentar hasta tres años la pena para quienes las publiquen de manera ilegal.

el 15 sep 2009 / 06:20 h.

TAGS:

Freno a las escuchas judiciales. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha aprobado un proyecto de ley para limitar las escuchas judiciales a los delitos más graves y aumentar hasta tres años la pena para quienes las publiquen de manera ilegal. El cambio ha despertado duras críticas entre la oposición y los periodistas.

El ministro italiano de Justicia, Angelino Alfano, explicó ayer que el actual sistema de escuchas telefónicas o ambientales en investigaciones judiciales ha "degenerado" y que el derecho a la intimidad "ha sido violado muchas veces". Sin embargo, los críticos consideran que la restricción de las escuchas supondrá una limitación a los poderes de investigación de los jueces, con lo que delitos que se pueden descubrir ahora quedarán ocultos.

En principio, las escuchas estarán limitadas a delitos de terrorismo y mafia, todos los penados con más de 10 años cárcel, los que generen "grave alarma social" y algunos realizados contra la Administración Pública, como los casos de corrupción.

No obstante, la formulación definitiva del proyecto es más amplía que la anunciada por Berlusconi, quien dijo que las escuchas quedarían limitadas al terrorismo y la mafia, con penas de cinco años para los infractores. Este anuncio causó sorpresa incluso entre algunos componentes de su coalición.

Las nuevas normas limitan a tres meses la duración de las escuchas y serán autorizadas por un tribunal y no por un sólo magistrado como hasta ahora. El plan eleva las penas para quien conoce y publica las escuchas cuando están protegidas por el secreto de sumario con penas de uno a tres años cárcel, frente a la pena actual de un mes.

Alfano destacó que el coste global de las escuchas en la república de Italia, que entre 2003 y 2006 ascendió a 1.300 millones de euros, no incluye las transcripciones.

Sin embargo, el presidente de la Asociación Nacional de Magistrados, Luca Palamara, manifestó que el gasto de las escuchas "es un falso problema", pues indicó que con un nuevo método probado en Roma se ha logrado pasar de 108 a cinco euros diarios por cada usuario controlado.

  • 1