Local

IU alza el tono y reprocha al PSOE que les margine del diseño del Presupuesto

El portavoz de la coalición advierte: “Ya está bien. Esto es un Gobierno de dos, y son dos los que codeciden” . Castro desautoriza a la titular de Hacienda y dice que es “responsable técnica, pero no política” de las cuentas

el 02 oct 2013 / 23:23 h.

TAGS:

CORTÉS:"ANDALUCÍA VA A PERSEVERAR PARA SER UN TERRITORIO LIBRE DE DESAHUCIOS"Izquierda Unida decidió airear ayer un amago de crisis de Gobierno al denunciar su “malestar” y “preocupación” porque el PSOE y el nuevo gabinete de Susana Díaz les está aislando del debate y el diseño de los Presupuestos autonómicos de 2014. La federación de izquierdas llevaba dos semanas mordiéndose el labio hasta que, al final, ayer le dio aviso a los socialistas: “Ya está bien. El Presupuesto es cosa de dos”. Fueron las palabras del portavoz de IU en el Parlamento, José Antonio Castro, en respuesta a la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, que un día antes había adelantado las primeras directrices del próximo Presupuesto andaluz, al parecer bajo una perspectiva que sus socios no comparten. La Junta prevé paliar la caída de ingresos del Estado, que cifra en 1.200 millones, con nuevos recortes en la inversión, reducción de la masa salarial de los funcionarios y más ajustes en la plantilla de empleados públicos. La consejera descartó por enésima vez incluir los impuestos ecológicos que plantea IU. La coalición advirtió que nada de eso se ha negociado con ellos, y desautorizó a Montero: “la consejera de Hacienda es responsable técnica, pero no decide políticamente el Presupuesto de la Junta”. Castro dejó claro a los socialistas que “existe un pacto firmado y no se puede cerrar el debate de ningún impuesto ni sobre dónde van a recaer los menores ingresos”. “Esto es un Gobierno de coalición y son dos los que codeciden”, sentenció. Desde la llegada de Díaz a la presidencia, los dos partidos que conforman el Gobierno de coalición ya no hablan al unísono. Es más, mientras IU reúne a sus bases para contarles al detalle los proyectos en los que están trabajando para aprobar este año –impuesto a las grandes superficies, prohibición del cultivo de transgénicos, expropiación de las tierras que lleven dos años sin cultivarse, una banca pública, nuevo adelgazamiento al sector público–, el PSOE enfría todos los planes al día siguiente: “a esto no, a esto no, a esto tampoco”, se quejan desde la coalición. En las últimas semanas, miembros del grupo socialista y del propio Ejecutivo andaluz han descartado explícitamente medidas que IU cree “irrenunciables”. Estas discrepancias se colaron el martes en el Consejo de Gobierno, cuando Montero avanzó algunos detalles del futuro Presupuesto, dejando fuera los planteamientos de IU. Sólo una hora antes, el titular de Turismo, Rafael Rodríguez (IU), había asegurado que la tasa a las grandes superficies se estaba negociando. PSOE e IU se han reunido cinco veces para tratar las cuentas de 2014, pero la coalición asegura que aún no se había hablado de cómo gestionar los ingresos. El tope autonómico para aumentar los tributos es estrecho, pero IU quiere exprimir ese margen, y no dejarlo todo a las políticas de ahorro en el gasto público: impuestos ecológicos como el que grava a los grandes comercios, al tránsito de aviones en aeropuertos andaluces o al consumo de bebidas azucaradas van en esa línea. Pero además, Castro insiste en que tampoco comparten la máxima de la consejera de Hacienda sobre que “a la Junta ya no le queda más grasa para adelgazar”. IU ya planteó el pasado verano revisar la reforma del sector público que, a su juicio, sigue siendo insuficiente. Castro aboga por hacer una “auditoría activa” de la administración, porque entiende “sí hay grasa”, que aún hay empresas públicas que no sirven para nada, o personal que duplica el trabajo. El responsable de Economía de IU, Ignacio García, calcula que con otro adelgazamiento de los entes públicos se podrían ahorrar de 800 a 1.000 millones. “Si no lo hemos hecho ya es porque esas empresas no están adscritas a nuestras consejerías”, dijo Castro, y recordó que la cartera de Fomento sí prescindió de recursos y personal innecesario en la Empresa Pública del Suelo (EPSA). IU rechaza volver a recortar el salario a los empleados públicos, como plantea Montero. “Esa doble penalización (del Gobierno y la Junta) es injusta y dejaremos para el final el capítulo de Personal para ver si el decreto de la Junta se prorroga en los mismos términos o no”, advirtió García.

  • 1