Local

IU anuncia un recurso ante el TC y pedirá su paralización, además de dar una "respuesta sonada" en el Congreso

Su reforma alternativa exige la convergencia social con Europa y un  referéndum sobre monarquía o república.

el 01 sep 2011 / 12:07 h.

TAGS:

El presidente Griñán, con el consejero de Economía, Antonio Ávila, ayer, en las instalaciones de Novasoft en el Parque Tecnológico de Málaga.
El diputado de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares,  ha avanzado este jueves que, en cuanto la Mesa del Congreso rechace  su impugnación por el procedimiento acelerado de la reforma de la  Constitución auspiciada por PSOE y PP, recurrirán en amparo ante el  Tribunal Constitucional y pedirá su paralización.  

IU-ICV impugnó ante la Mesa del Congreso la tramitación urgente y  en lectura única de la reforma constitucional al considerar que es un  procedimiento "fraudulento". Una vez que el órgano de gobierno de la  Cámara Baja rechace el escrito, como es previsible dada su  composición, a coalición de izquierdas recurrirá en amparo ante el TC  y pedirá que se suspenda su entrada en vigor.  

Junto con esta medida, Llamazares y Nuria Buenaventura (ICV) han  preparado un escrito para pedir formalmente la celebración de un  referéndum sobre la reforma auspiciada por PSOE y PP. La solicitud se  pasará a los diputados para que la firmen ya que se necesita que lo  pida la décima parte de la Cámara (35 diputados).  

Ambos diputados han expresado su deseo de poder alcanzar esa cifra  en el Congreso o de lograr sumar las 26 firmas que se requieren en el  Senado. Llamazares ha vuelto a dirigirse a los parlamentarios del  PSOE para animarles a dejar de primar la "disciplina electoral o  partidista y a empezar a hacer prevalecer su conciencia ética como  representantes de la ciudadanía".  

Ante el debate parlamentario de este viernes, IU e ICV han  presentado una enmienda de totalidad con texto alternativo y han  anunciado que su rechazo a la propuesta de los dos partidos  mayoritarios será "sonado". "Haremos ostentación de nuestra exclusión  del consenso de manera plástica", ha avanzado Llamazares, rehusando  dar más detalles sobre sus planes que, al parecer, incluyen un  plante, con salida del hemiciclo incluida, de representantes de gran  parte de los partidos minoritarios.

MILLONES DE PERSONAS FUERA DE LA CONSTITUCION OTORGADA

Pese a sus críticas a la actitud "excluyente" de PSOE y PP,  Llamazares ha agradecido a uno de los negociadores socialistas, el  diputado Francisco Fernández Marugán, que se haya puesto en contacto  con él, aunque una vez constatado su rechazo al fondo y las formas,  no vayan a volver a hablar.  

El diputado de IU ha denunciado que la "Constitución otorgada e  impuesta" que propugnan PSOE y PP "deja fuera a millones de  personas", rompiendo el consenso de 1978. "Se trata de un golpe  bipartidista a la Constitución con el que se quiere convertir al  Parlamento en una Cartuja, en un convento con voto de silencio". "SE  han cargado las bases de nuestra convivencia democrática", ha  remachado.  

Por eso, ha proclamado que Izquierda Unida, la "tercera fuerza  política del país", se siente "desligada" de la Constitución y no se  responsabiliza sus efectos, unas consecuencias que, a su juicio, ya  se están notando, por ejemplo, en los recortes puestos en marcha en  comunidades autónomas como Castilla-La Mancha, Madrid o Cataluña.  

SI A LA HUELGA GENERAL

El tema es tan grave para el diputado de IU que se ha confesado  partidario de que este "golpe a la Constitución" reciba una respuesta  "contundente" que incluya incluso una huelga general, aunque ha  subrayado que esa decisión corresponde a los sindicatos. Además, ha  garantizado que IU apoyará todas las movilizaciones contra la  reforma.  

Llamazares ha presentado el texto alternativo que han registrado  como una "Constitución de los ciudadanos y no de los mercados" y una  impugnación a la "obsesión por el déficit" de los dos partidos que lo  único que va a provocar, según ha pronosticado, es más paro y más  recortes sociales. "Es una amputación al ya precario Estado de  bienestar", ha apuntado Buenaventura.

En concreto, IU e ICV proponen que la Carta Magna garantice "como  mínimo" la convergencia con la media de la Unión Europea en "gasto y  protección social, calidad del empleo, protección ambiental y  justicia fiscal".  

También plantean que se introduzca una mayor concreción del  principio de progresividad fiscal, explicitando, por ejemplo, la  defensa de un impuesto a las transacciones financieras y los  movimientos especulativos, la obligatoriedad de perseguir el fraude  fiscal y la eliminación de los paraísos fiscales.  

En lo relativo a la deuda, abogan por que la Constitución permita  investigar la legitimidad de las condiciones conseguidas por los  suscriptores de deuda pública para garantizar que sean equitativas y  no afecten a las necesidades sociales.

ACTUALIZACION DE LA CARTA MAGNA

Además, IU e ICV han aprovechado la propuesta de reforma promovida  por PSOE y PP para defender la "actualización" de otros preceptos de  la Carta Magna. Así, demandan que toda revisión constitucional, con  la excepción de las meramente técnicas o terminológicas, se sometan a  referéndum y que se aborde una reforma política del Estado que  contemple una consulta sobre monarquía o república y la  transformación del España es un Estado federal.  

Ambas formaciones también quieren que se incrementen las garantías  para la efectividad del derecho a un trabajo y una vivienda dignos, a  la salud, la educación, el disfrute del medio ambiente y el derecho  al sufragio activo de los emigrantes y los inmigrantes.

Asimismo, apuestan por un sistema electoral "realmente  proporcional", la supresión de la pena de muerte que aún está vigente  para tiempos de guerra y que se renuncie a los conflictos bélicos  como instrumentos de política internacional. Garantizar la laicidad  del Estado, la reforma del Senado y la renovación del Tribunal  Constitucional y el refuerzo de la independencia de sus miembros, son  otras de las reformas que defienden IU e ICV.

  • 1