viernes, 19 abril 2019
09:46
, última actualización

Maíllo logra el respaldo de IU al Presupuesto con un 30% de votos en contra

El coordinador llama a salir a la calle en una gran protesta el próximo 28-F. Sitúa las leyes de memoria democrática y participación en la casilla de salida

el 14 dic 2013 / 20:31 h.

Maillo Para los asistentes fue un debate político “tranquilo” y sin sorpresas el que se produjo ayer en el Consejo Andaluz de Izquierda Unida. El coordinador regional, Antonio Maíllo, rindió cuentas del trabajo de los últimos meses y marcó las prioridades del nuevo curso. Sobre la mesa, el Presupuesto andaluz de 2014, que se votará en el Parlamento la próxima semana, y las elecciones europeas y municipales. Todos asuntos que suponen puntos de fricción con el PSOE, socios de gobierno en la Junta, y sacuden a la federación de izquierdas. El líder de IU llamó a la organización a ponerse “en tensión” para lograr una gran protesta el 28-F, Día de Andalucía. Nada más arrancar la cita el coordinador de IU en Sevilla alzó la mano para reclamar que se votara de formar separada el informe político presentado por Maíllo y el Presupuesto andaluz de 2014. La petición, que volvió a repetirse en varias ocasiones a puerta cerrada y no fue atendida, revela que a una parte de la organización le sigue costando mucho digerir unas cuentas donde se suceden los recortes (hay 1.220 millones de euros menos) para cumplir con el objetivo de déficit. La votación final, según informó IU en un comunicado, respaldó la gestión de Maíllo con 57 votos a favor, 20 en contra y 6 abstenciones. Es el 30% que aproximadamente suman los críticos, que recogen a la CUT, integrantes del PCA sevillano y miembros de Izquierda Abierta. La mayoría de las críticas a las futuras cuentas se refirieron a los recortes a los empleados públicos, confirmaron varios de los asistentes. El mensaje de Maíllo fue firme y el aviso claro, en el sentido de que el acuerdo de Gobierno “implica a todo el mundo”. Sin embargo, no quedó despejado si los 12 diputados andaluces de IU votarán a favor del Presupuesto en el próximo pleno  o si, como ocurrió el pasado año, habrá ausencias. En el punto de mira están los tres diputados que eludieron respaldar las cuentas de 2013, el líder de la CUT, Juan Manuel Sánchez Gordillo –el mayor absentista de la Cámara, donde ya llega a ser difícil verlo–, la sevillana Marina Segura y el cordobés Manuel Baena. Éste último aseguró ayer que tendría que esperar al final del debate para decidir su voto. La negociación de las cuentas andaluzas para 2014 ha sido muy tensa entre los socios de Gobierno, con amenaza de plante incluida en el último minuto. Maíllo lo reconoció. Describió una negociación “extremadamente complicada” y resaltó como grandes logros de su partido el haber frenado recortes adicionales de un 2,6% en Personal propuestos por Hacienda. IU sacó pecho por haber logrado durante la tramitación parlamentaria arañar 64 millones de euros, 15 de los cuales permitirán contratar profesorado en Secundaria. En el tintero han quedado grandes reivindicaciones como el impuesto a las grandes superficies –ayer se instó a pelear por esta tasa– o el banco público de tierras, recogido de forma testimonial con 3 millones de euros. La ley de Memoria Democrática y la de Participación serán aprobadas “antes de fin de año”, a la que seguirán la de Transparencia y la de Agricultura, señaló Maíllo. La posible ruptura con el PSOE y la convocatoria de elecciones anticipadas no estuvo en el guión. “Es un informe que no habla de Susana Díaz, ni del PSOE, habla de nosotros”, reivindicó el líder de IU. La Junta pedirá al TC que no suspenda la ley antidesahucios La ley andaluza contra los desahucios, la gran bandera de Izquierda Unida en el Gobierno andaluz, quedó arriada de nuevo el viernes cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy decidió recurrirla ante el Tribunal Constitucional. La indignación contra la decisión era ayer palpable entre los dirigentes de IU.La consejera de Fomento, Elena Cortés, defendió que en 150 días que ha estado en vigor la norma se han tramitado 150 expedientes, uno por día, para evitar que una familia en riesgo de exclusión fuera expulsada de su vivienda. “Han sido incapaz de soportarlo, es un Gobierno cobarde que huye del diálogo”, denunció Cortés, que el pasado viernes coincidió con la ministra del ramo, Ana Pastor, sin que ésta le dijera ni una sola palabra del recurso. Cortés reiteró que se dirigirá al Constitucional para pedirle que no suspenda de forma cautelar la norma andaluza hasta dirimir sobre el fondo del recurso. La sentencia puede tardar años. Además la ley dejará de estar en vigor antes de que la Junta pueda sancionar a los bancos que tengan viviendas vacías y nos las saquen en alquiler. Cortés acuso al Gobierno del PP de amparar frente a los ciudadanos a “banqueros y especuladores” y advirtió de que serán “persistentes y resistentes”. “Al Gobierno, no nos van a doblegar”, concluyó.

  • 1