Local

IU argumenta en su recurso ante el TS que las concentraciones son "actos ajenos a la campaña electoral"

el 20 may 2011 / 14:49 h.

TAGS:

Izquierda Unida (IU) argumenta en el recurso  contencioso-administrativo que ha presentado ante el Tribunal Supremo  que las concentraciones convocadas por el movimiento 15M durante la  jornada de reflexión son "actos ajenos a la campaña electoral", por  lo que se encuentran amparadas por los derechos de reunión y libertad  de expresión.  

Así consta en el escrito registrado por la coalición ante el Alto  Tribunal en el que, debido a la "gravedad de la vulneración de  derechos fundamentales", se solicita como "medida cautelar" la  suspensión de la resolución de la Junta Electoral Central por la que  se declaraban las concentraciones "contrarias a la legislación  electoral" y en consecuencia no podían "celebrarse".  

"Ninguna de las concentraciones o manifestaciones llevadas a cabo  en estos últimos días en diferentes ciudades ha sido convocada por  partido político, coalición o agrupación electoral que concurra a las  presentes elecciones locales y autonómicas, lo que debe determinar  que las mismas constituyen actos ajenos a la campaña electoral",  señala el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press.  

Tras apuntar que "la posibilidad de que una reivindicación pueda  incidir de una u otra forma en el electorado" constituye una  "hipótesis insuficiente para limitar el derecho de reunión en periodo  electoral", IU asegura que la medida de la Junta Electoral Central es  "claramente desproporcionada" y que este organismo no ha realizado  "una adecuada ponderación de los valores y bienes en conflicto".  

MANIFESTACION Y DEBATE PUBLICO

A juicio de esta parte, la disposición por la que la Ley Orgánica  de Régimen Electoral General (LOREG) prohíbe, finalizada la campaña,  la difusión de propaganda electoral o la realización de actos "no  significa naturalmente" que no pueda celebrarse "ninguna  manifestación o concentración cuyo objeto tenga algo que ver con el  debate político".  

"Teniendo en cuenta el carácter de exposición pública y colectiva  de ideas, opiniones o reivindicaciones que es consustancial al  derecho de reunión, es elemental que, por principio, toda reunión o  manifestación pueda conectar en último término con el debate  político, y por los mismo con la decisión de los electores --sostiene  el recurso--. De lo contrario, se llegaría al absurdo de no permitir  o prohibir cualquier reunión o manifestación por el hecho de serlo y  coincidir con la jornada de reflexión previa a unas elecciones".  

El escrito también justifica la competencia del Tribunal Supremo  para resolver sobre las decisiones de la Junta Electoral Central en  relación con el artículo 12.3 de la Ley de la Jurisdicción  Contencioso-Administriva, al tiempo que defiende su legitimación para  interponer el recurso al considerar que la Ley Electoral no establece  "ninguna limitación" al respecto.

NO HAY VULNERACION

La coalición de izquierdas también apela al derecho fundamental a  la libertad de expresión, al considerar que "en ningún caso" se puede  deducir que "de las concentraciones y manifestaciones celebradas se  haya producido una situación que vulnere la normativa electoral,  puesto que en ningún caso se ha solicitado el voto para ninguna  candidatura concurrente a las presentes elecciones".  

"Nos encontramos, por tanto, al igual que en lo expuesto para el  derecho de reunión, ante una vulneración del derecho a la libertad de  expresión, sobre la argumentación de la existencia de una mera  posibilidad de que las reivindicaciones planteadas por los  manifestantes puedan afectar el derecho de voto de los ciudadanos",  concluye el escrito.  

El recurso de IU será estudiado por la Sala de lo  Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, presidida por el  magistrado José Manuel Sieira, que tendrá que decidir en primer lugar  si lo admite o no a trámite, según informaron fuentes jurídicas.


  • 1