Local

IU cierra una ofensiva con los sindicatos para movilizar a los andaluces el 4-D

El PSOE-A aguarda al resultado de las negociaciones sobre el Presupuesto y la Conferencia de Presidentes para definir su estrategia

el 23 sep 2012 / 20:00 h.

TAGS:

El vicepresidente Diego Valderas, líder regional de IU, en la manifestación convocada en Madrid el pasado 15 de septiembre.

El litigio de Cataluña , las posiciones políticas de "agresión" que el PP más centralista está afligiendo al Estado de las Autonomías, el debate abierto sobre la financiación autonómica y los recortes sociales y del Estado del Bienestar, son los ingredientes que Izquierda Unida junto a los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, va a agitar para pelear porque los andaluces salgan a la calle el próximo 4 de diciembre.

Ésta es una fecha política clave en la autonomía andaluza, por más que el 28 de febrero se haya consagrado de forma institucional como el Día de Andalucía. El 4 de diciembre de 1977 los andaluces se manifestaron por vez primera en defensa de su autonomía y cerca de dos millones de ciudadanos exhibieron que estaban dispuestas a pelear por el autogobierno. Es una fecha que han reivindicado los partidos más nacionalistas. En esa efeméride el trabajador García Caparrós murió a manos de la Policía durante la manifestación de Málaga.

35 años después el debate político es un hervidero y los partidos de izquierda en Andalucía sopesan sus posiciones. IU tiene convocado Consejo Andaluz el próximo sábado y aprobará un documento político que supondrá el punto de partida de una intensa campaña de movilización con la vista puesta en el martes 4 de diciembre y el 28 de febrero.

"La situación política, económica y financiera exige que Andalucía ofrezca una respuesta firme en el debate autonómico y que repita el papel que jugó de garantizar la equidad en el conjunto del Estado", ha declarado a este periódico el vicepresidente del Gobierno andaluz y coordinador regional de IU, Diego Valderas. Su partido sí ha participado tradicionalmente en esta fecha en actos de reivindicación y este año quieren que cobre mucha más relevancia.

IU, que cuenta con los sindicatos CCOO y UGT como aliados clave en esta ofensiva, ha abierto una ronda de contactos con las organizaciones sociales que, reconocen, tienen la llave para que esa jornada se convierta en un acto de reivindicación ciudadana. Hay diálogo con la Plataforma en defensa de unos servicios públicos de calidad, que engloba al sector de la enseñanza y la sanidad; con el Foro Social, que reconocen que ha sido clave en la movilización andaluza ante la protesta del 15 de septiembre en Madrid. Además IU volverá a hablar con todas las organizaciones que participaron en la elaboración de su programa electoral.

El portavoz de IU en el Parlamento, José Antonio Castro, deja claro que el diagnóstico es que la movilización "solo puede venir de la calle" y admite que podrían ir calentando motores con un calendario de protestas previas en cada provincia. Sobre si Izquierda Unida está concertando su estrategia con los socios en el Gobierno andaluz, Castro deja claro que "no hay ninguna estrategia conjunta" con el PSOE. El portavoz emplazó al presidente Griñán en el último pleno del Parlamento a tomar la calle el 4 de diciembre y éste eludió dar ninguna respuesta afirmativa.

Valderas admite que sí que le gustaría que el Gobierno tuviera un papel clave en estas movilizaciones pero eso, señala, todavía "está por decidir". El presidente andaluz, José Antonio Griñán, se ha erigido en el portavoz del PSOE más potente en el debate autonómico. No solo porque Andalucía tiene un peso específico, también porque es presidente federal de su partido. Sus posiciones, ayer ratificadas en un artículo publicado en El País , invitan a abrir el debate sobre el Estado de las Autonomías para caminar hacia un Estado federal cooperativo.

Al margen de este protagonismo institucional, fuentes de la dirección del PSOE andaluz confirmaron ayer a este periódico que su estrategia se acabará de definir en los próximos días y dependerá claramente de como acabe la negociación abierta con el Gobierno de Rajoy sobre la situación de asfixia financiera de la comunidad y el estricto límite de endeudamiento fijada para 2013. "Si a Andalucía la dejan hacer su Presupuesto recorreremos un camino político razonable, más convencional", señala un miembro de la dirección socialista.

Lo que ocurra en esta negociación, el trato que reciba Andalucía en los Presupuestos Generales del Estado que se conocerán al final de la semana y la posición que adopte Rajoy en la Conferencia de Presidentes del 2 de octubre definirán la posición política del PSOE-A. "Si hay un ataque o el intento de un ‘rescate político' de Andalucía trabajaremos para que el 28 de febrero sea un punto de inflexión", admiten desde la ejecutiva andaluza del PSOE.

El momento es grave y el Gobierno andaluz advierte de que "no se pueden dar pasos en falso". Cataluña logró en su Diada, el 11 de septiembre, sacar a la calle a un millón y medio de personas. Los socialistas se muestran prudentes y advierten del riesgo de llevar a cabo "una jugada precipitada". Ayer en una conversación en Twitter del presidente Griñán con la exportavoz parlamentaria de IU, Concha Caballero, ante la pregunta de un ciudadanos de si no cree que hace falta un nuevo 4 de diciembre, el socialista por vez primera señaló : "Y sí, creo que, 35 años después, el 4D sigue siendo un punto de arranque válido".

  • 1