Local

IU congela su crisis e inicia la carrera de Valderas sin votos en contra

"Entramos con media sonrisa y salimos con un gran sonrisa colectiva". Así resumió Diego Valderas, proclamado ya candidato a la Junta, el resultado de la Asamblea de IU, que se cerró el sábado antes de empezar tras meses invocándola. No hubo unanimidad sobre las candidaturas, pero casi. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 21:34 h.

TAGS:

"Entramos con media sonrisa y salimos con un gran sonrisa colectiva". Así resumió Diego Valderas, proclamado ya candidato a la Junta, el resultado de la Asamblea de IU, que se cerró el sábado antes de empezar tras meses invocándola. No hubo unanimidad sobre las candidaturas, pero casi. Las disputas internas quedan congeladas.

Había muchas explicaciones que dar y, aunque antes de que empezase la Asamblea regional el resultado ya estaba pactado, los delegados no se conformaron. Hasta entrada la madrugada del sábado, militantes afines a los distintos sectores se reunían por separado para intentar buscar las razones por las que la organización había vuelto al punto de partida -con Diego Valderas candidato sin garantía de escaño por Huelva- pero con ríos desbordados de tinta sobre su crisis interna y los activos que se han quedado en el camino. Se escucharon discursos en todos los tonos -reproches de críticos que no querían bendecir el proceso y de oficialistas que acusaban al PCA de no blindar la candidatura a la Junta-, pero, al mediodía de ayer, el coordinador logró apuntarse un 84,6% de apoyo a su candidatura: 384 votos a favor frente a los 60 blancos y las diez papeletas nulas. No hubo votos en contra.

Teniendo en cuenta el nivel de crispación con el que se había llegado a Matalascañas, no es de extrañar que Valderas hablase de "amplísima" mayoría, aunque el triunfalismo le llevó incluso a asegurar que la Asamblea regional acababa "tremendamente bien". No sirvió, sin embargo, para dar al candidato a la Junta un puesto de salida en las elecciones autonómicas del próximo 9 de marzo ni los mensajes de unidad que tanto Valderas como Juan Manuel Sánchez Gordillo (CUT) y el secretario general del PCA, José Luis Centella, lanzaron desde la tribuna y dieron que pensar que el conflicto esté cerrado de forma definitiva. Incluso aunque hasta Concha Caballero, referente crítica, aplaudiese en pie junto con todo el plenario la proclamación como candidato del coordinador regional.

"Nadie ha vencido", proclamó Centella. En ese momento, sin embargo, a muchos de los presentes en el acto de clausura de la Asamblea les rondaba por la cabeza la candidatura de Juan Manuel Sánchez Gordillo (CUT), que ha logrado que su puñado de votos en los órganos de IU de Sevilla devuelvan a la organización jornalera al escenario donde se cuece la política autonómica. Se quedará con el puesto de salida más goloso: Sevilla. Quizá por ello se atrevió a asegurar ante el plenario que ha triunfado "el sentido común".

El dirigente jornalero es una de las bazas con las que cuenta la dirección andaluza para que su enfrentamiento con la cúpula federal no termine por arrinconarle. Ayer, todas las votaciones se hicieron "por la soberanía de IU en Andalucía", en una clara reivindicación de la federación andaluza frente a Gaspar Llamazares.

  • 1