Local

IU consigue que las Cigarreras sea desalojada antes del verano

Después del pulso de los últimos días, los dos socios de gobierno pactaron ayer que la banda de las Cigarreras sea desalojada del Marqués de Contadero pero no de forma inmediata

el 05 nov 2009 / 19:56 h.

TAGS:

La banda de Las Cigarreras durante un ensayo en el Marqués del Contadero

La asociación musical de las Cigarreras deberá dejar su sede de los bajos del Marqués del Contadero, que emplea desde hace años con autorización del Consistorio pero sin que haya un acuerdo formal de cesión por parte del Ayuntamiento. Pero el desalojo se aplazará unos meses, hasta que se encuentre otro espacio adecuado que deberá ser consensuado con la propia banda. En la reunión semanal de las direcciones de los dos grupos municipales, PSOE e IU llegaron a este acuerdo para zanjar una polémica que ha enrarecido sus relaciones en los últimos días y que se ha convertido en un pulso de poder entre el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos.

Las dos partes mostraron ayer su satisfacción por el consenso: la federación ha logrado imponer su criterio de que la situación de la banda debía resolverse de forma inmediata, mientras que los socialistas han conseguido que la entidad tenga más margen de maniobra para encontrar otra ubicación: que salga pero con su nuevo emplazamiento definido.


El pacto se formalizó con un acuerdo que reconoce los problemas de espacio del área de Juventud y el “retraso” existente en el plan de ampliación previsto; que subraya que la banda debe abandonar estas dependencias; y que incide en que no hay un plazo cerrado para esto. A petición de la federación de izquierdas para no prolongar demasiado la situación se determinó un plazo: el próximo verano, cuando finalice el curso.  Antes de esta fecha, la asociación debe tener otro sitio que acordarán con el Gobierno.


Inmediatamente después, en la reunión de la Junta de Gobierno, se trasladó este acuerdo y se escuchó al secretario municipal, cuyo informe de legalidad había solicitado IU. Éste indicó que debía analizar si el local era municipal, si estaba o no adscrito a Juventud y Deportes y si existía documentación que avalase la ocupación del mismo por la banda. No hubo un posicionamiento firme sobre la legalidad. Y en esto, la interpretación de los  socios es distinta. Para IU, como señaló el pasado miércoles, hay “una irregularidad y un trato privilegiado”. Para el PSOE es una situación legal, según explicó la portavoz del gobierno, Maribel Montaño: “Era una situación de hecho como otras muchas, que aunque no estén respaldados por un documento tienen validez”.  El Ayuntamiento se compromete a buscar otra ubicación con proyectos como el mercado de la Carne encima de la mesa.

  • 1