Local

IU de Sevilla propone enmiendas que instan a la salida del Gobierno andaluz

El CUT-BAI y Gutiérrez Arregui se imponen en la elección de delegados a las asambleas andaluza y federal.

el 18 nov 2012 / 21:20 h.

TAGS:

Las grietas en el seno de IU desde que entró a formar parte del Gobierno andaluz, sobre todo a partir de la aplicación -y aprobación- del plan de ajuste, siguen latentes y tienen como epicentro, de nuevo, a Sevilla. La asamblea provincial de IU, celebrada este fin de semana en Mairena del Alcor, ha validado enmiendas en las que, debido a los recortes, se propone la ruptura del pacto de gobierno con el PSOE en la Junta.

La más clara es la enmienda presentada por la asamblea de Villaverde del Río, que ha recibido un apoyo mayoritario y que, tras cuestionar los recortes de 2.700 millones "que no son mejores que los aplicados por el Gobierno central", "conmina a romper cuanto antes la coalición de gobierno" y encauzar el camino hacia las manifestaciones.

Con la misma filosofía, pero más abstracta, es la enmienda al documento político de IU que presentó la asamblea de Carmona y en la que emplaza a la coalición a "salirse o no entrar" en pactos con "otros partidos o formaciones que practiquen políticas capitalistas". Más general incluso fue la enmienda presentada por la militancia de Fuentes de Andalucía y Martín de la Jara, además de ser la que despertó mayor apoyo.

Esta enmienda de adición pide a IU que "huya de conformar gobiernos que apliquen recortes contra los derechos sociales y legales que se intenten justificar por imperativo legal" y así "no ser cómplices de estas políticas neoliberales".

Esas enmiendas, sin embargo, no se atisba que tengan mucho recorrido, ya que antes deberán ser refrendadas por la asamblea andaluza del 1 de diciembre, donde el coordinador andaluz y también vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, ostenta la mayoría. Sin embargo, sí que supone un toque de atención, y no es el primero, de la militancia en Sevilla.

Es más, el Consejo Provincial de IU ya dio un tirón de orejas al pacto en junio, cuando se aprobó por unanimidad un informe presentado por su coordinador, Manuel Gutiérrez Arregui, que abogaba por rechazar los recortes que se incluían en el plan de ajuste económico de la Junta y la petición de voto contrario por parte de los parlamentarios de IU. Eso se tradujo finalmente en el voto negativo de los dos representantes de IU por Sevilla, Juan Manuel Sánchez Gordillo y Marina Segura.

El sector más crítico está englobado en el movimiento denominado Izquierda por la Base, integrado por el CUT-BAI de Sánchez Gordillo y miembros del Partido Comunista, Izquierda Abierta e independientes. Precisamente, esa corriente es la que revalidó su mayoría en la asamblea celebrada ayer, en la que se dirimían los delegados que acudirían a las asambleas andaluza y federal del próximo mes de diciembre.

Esa coalición acaparó dos tercios de los votos. Esa lista recibió el 65,6% de apoyos para la asamblea andaluza, por lo que serán 45 delegados encabezados por el teniente de alcalde de Pedrera, Álvaro García (CUT-BAI), y el 61% en la federal, encabezada por Gutiérrez Arregui y 11 delegados.Esa candidatura pugnó con dos listas más. Una estaba formada por el coordinador local de Sevilla capital, José Manuel García, como cabeza a la asamblea andaluza y el secretario provincial del PCE, Juan de Dios Villanueva a la federal -con 16 y 5 delegados- y la otra, la del alcalde de La Roda, Fidel Romero, que logró ocho y dos delegados en las asambleas.

  • 1