Local

IU dice que cortó con el PP por un plan para echar al alcalde de Camas

Las pinzas son cosa del pasado. Los alcaldes de Camas y La Algaba, ambos de IU, explicaron las razones por las que dejaron plantado al PP, hasta hace una semana su socio de gobierno.

el 15 sep 2009 / 04:07 h.

TAGS:

Las pinzas son cosa del pasado. Los alcaldes de Camas y La Algaba, ambos de IU, explicaron las razones por las que dejaron plantado al PP, hasta hace una semana su socio de gobierno. Los acompañó el coordinador regional de IU, Diego Valderas.

Éste vinculó ambas realineaciones con un "paso valiente y de gigante" en la coalición de izquierdas para "defender la mayoría social". Y tildó de modelo "del pasado" los pactos de gobierno IU-PP, a los que los socialistas, sus víctimas, llamaron pinzas. Llega ahora una "nueva etapa" en la que se reabren los "cauces del diálogo", muy deteriorados porque los enfrentamientos entre las fuerzas de izquierda en ambas poblaciones fueron duros, constantes desde hace 30 años y saltaron demasiadas veces de lo público a lo personal.

En el caso de Camas el pacto de gobierno entre izquierdistas y conservadores, que se remontaba a 2003 y fue renovado en junio de 2007, se rompió hace una semana. El alcalde, Juan Pazos (IU), explicó ayer por qué: "El portavoz municipal del PP [Eduardo Cabeza] intentó una alcaldía paralela, ocultó información sobre el funcionamiento de sus concejalías [Urbanismo y medio Ambiente] e incluso tocó a dos concejales de IU a los que suponía desafectos, Antonio Lucenilla y Carmen Santos, para desbancarme".

También agregó a esta lista de agravios el que el PP acaparara la Sociedad de Desarrollo Local de Camas (Sodecsa), para sus colocaciones a dedo. O la gota que colmó la paciencia: en una reciente feria de muestras el nombre de las concejalías del PP aparecía más destacado que el de la propia ciudad de Camas.

El alcalde de La Algaba, José Luis Vega (IU), también compareció en Camas para explicar su caso, donde las pruebas de una moción de censura se limitaron a conversaciones PP-PSOE que los socialistas -a partir de ahora en el equipo de gobierno- rechazaron de plano. También denunció un sesgo partidista en las contrataciones para justificar la ruptura con los populares, además de un nuevo frente "para frenar a la derecha radicalizada".

Los populares, expulsados del poder de un día para otro, ofrecieron hace unos días su versión de este terremoto en la política local: el alcalde de La Algaba se refirió ayer a un "día histórico que recordarán nuestros hijos". El portavoz municipal del PP en Camas se sintió "utilizado" por IU y se ofreció, sin éxito, al PSOE.

  • 1