IU estrenará unas primarias abiertas a simpatizantes para elegir al candidato

Permitirá que los militantes propongan nombres para liderar el cartel electoral de las autonómicas en un proceso en el que Maíllo parte como favorito. Los aspirantes tendrán que reunir el apoyo del 5% de la militancia y habrá una consulta vinculante sin precedentes.

el 30 may 2014 / 22:00 h.

Izquierda Unida aprobó ayer elegir al candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía mediante unas primarias abiertas a simpatizantes. Es una fórmula novedosa, que no tiene precedentes en la historia del partido. IU en Andalucía apostará por la máxima participación en un momento en el que el debate interno en otras formaciones como el PSOE y el éxito cosechado por partidos como Podemos, con un importante mordisco en el electorado de izquierda, ponen sobre la mesa la necesidad de reinventar las formas de hacer política. La federación de izquierdas en Andalucía no quiere quedarse atrás. No obstante, el coordinador regional, Antonio Maíllo, que ayer defendió «un proceso participativo y abierto, con debate», parte como el claro favorito. Él mismo se postuló ayer como candidato antes del Consejo Andaluz que se celebró en Antequera (Málaga) y esgrimió los resultados cosechados en las europeas del pasado domingo como el mejor aval. Ese fue el primer punto en el orden del día de la reunión de IU, que ya tenía previsto aprobar el calendario y el proceso de elección del candidato a la Junta para tenerlo cerrado antes de julio y separarlo de la próxima cita electoral previstas, las elecciones municipales de mayo de 2015. El coordinador regional de IULV-CA, Antonio Maíllo. Los estatutos de IU contemplaban la celebración de unas primarias solo en el caso de que un candidato alternativo lograra recabar un 33% de apoyos. Ese escenario era improbable, ya que el sector crítico que ahora mismo existe dentro del partido no aglutinaba ese porcentaje. Hasta la celebración de las europeas, IU manejaba la elección de Maíllo como candidato sin competir con otros aspirantes. Ayer dieron un vuelco a esa hoja de ruta. Durante el debate interno se abordó la propuesta de formular una consulta vinculante para abrir un proceso de primarias abiertas a los simpatizantes. El modelo que estrenará IU para elegir a su próximo candidato en las elecciones autonómicas permitirá que las asambleas de base (376) hagan propuestas de candidaturas y en esto también podrán participar los simpatizantes. La persona que sea propuesta deberá posteriormente formalizar su candidatura ante la ejecutiva de IU y posteriormente reunir un porcentaje de avales que aún no está cerrado pero que girará en torno al 5% de la militancia, informaron fuentes de la dirección del partido. Posteriormente los candidatos serán votados en urna por los militantes y los simpatizantes de la formación que se inscriban en la web del partido. Maíllo quiere ser candidato y cuenta con el respaldo decisivo del PCA de José Manuel Mariscal. El actual coordinador fue designado responsable de IU con el 83,8% de los votos en junio de 2013. En su entorno cuentan con que el líder regional tendrá el apoyo mayoritario de la militancia y los simpatizantes, aunque las primarias abren puertas a que haya otras candidaturas, un escenario que a Maíllo hasta hace pocas semanas no le gustaba. El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, avanzó ayer que tiene «entre sus probabilidades» presentar candidatura, en el seno de su formación, para ser cabeza de lista en las próximas elecciones autonómicas, pero precisó que IU quiere hacer «un proceso participativo, con debate». En rueda de prensa en Huelva, indicó que «hay que reconocer que los resultados de las elecciones europeas fortalecen el trabajo que ha hecho la dirección política de la formación y el que habla». Su candidatura «entra en las posibilidades», dijo, «es bastante evidente», pero aseguró que IU quiere hacer «un proceso participativo, con debate, y que permita el fortalecimiento de esta formación en conexión con la sociedad andaluza». Indicó que, personalmente, «le encantaría» que hubiera más de una candidatura, al objeto, precisamente, de «fortalecer la reflexión política de IU». El dirigente regional destacó además el hecho de que el Consejo afronte otro proceso, el de llevar a cabo una asamblea de rendición de cuentas que «es una experiencia inédita en la política española». «Somos una fuerza política de gobierno en Andalucía, en 80 municipios y en otros tantos en coalición que va a hacer una evaluación de ese trabajo mediante una asamblea que va a abordar la evaluación de los gobiernos y las políticas que se están desarrollando», dijo, es «un mecanismo que pertenece en la cultura de la nueva política que impulsa IU».

  • 1