Local

IU insta a Zoido a rectificar y parar la "sangría laboral" en Mercasevilla

Los trabajadores han protagonizado una manifestación a las puertas del Ayuntamiento contra el ERE que se consumará el lunes con 129 despidos.

el 09 ago 2013 / 14:19 h.

TAGS:

El portavoz de IU junto a los trabajadores de Mercasevilla. Foto: IU El portavoz de IU junto a los trabajadores de Mercasevilla. Foto: IU El coordinador local de Izquierda Unida en Sevilla, José Manuel García, ha exigido este viernes al alcalde de la ciudad que rectifique y no lleve a cabo el “brutal atentado contra el empleo” que se ha propuesto cometer en Mercasevilla mediante un ERE que ha calificado de “absolutamente inhumano”. “El señor Zoido todavía está a tiempo de dar marcha atrás y de no ejecutar una sangría laboral que mandará al paro a 168 trabajadores, entre despidos directos y externalizaciones de empleo”, ha advertido el dirigente de IU, quien ha vuelto a arremeter contra el Gobierno municipal del PP por “el desmantelamiento que se empeña en perpetrar de un servicio público esencial para los sevillanos”. García se ha solidarizado, una vez más, con los trabajadores que este viernes se han concentrado de nuevo a las puertas del Ayuntamiento hispalense para protestar contra la privatización de esta sociedad mixta y la aprobación de un ERE que reduce a la plantilla a su mínima expresión. “Les hemos trasladado todo nuestro apoyo y nos hemos puesto a su entera disposición para lo que necesiten”, ha explicado el coordinador local de IU, quien ha asegurado que “la lucha por una Mercasevilla pública y con empleos decentes y de calidad no acaba ni mucho menos aquí, pues la única batalla que se pierde es la que se abandona”. Asimismo, García ha denunciado el cúmulo de inventos y despropósitos a los que el PP ha tenido que recurrir estos días para tratar de enmascarar una decisión política que estaba tomada de antemano. De este modo, ha acusado al Gobierno de Zoido de haber maquillado las cuentas de la empresa, como ya hizo meses atrás en Sevilla Global, con el fin de lanzar a la ciudadanía el falaz mensaje de que no quedaba más remedio que sacar adelante estos despidos y durísimos ajustes. “Pero, afortunadamente, ya cada vez menos gente cree a estos mentirosos”, ha aseverado. Igualmente, el coordinador local de IU ha censurado las reiteradas maniobras del PP encaminadas a sembrar la división entre los propios trabajadores mediante la difusión de engaños y falsedades con las que se buscaba quebrar la unidad de una plantilla que, a pesar de estos ataques, “no se ha doblegado en ningún momento, dándonos a todos una lección de dignidad”. Por el contrario –ha recalcado—“el Gobierno de Zoido se ha comportado desde un principio como el peor de los empresarios”, evidenciando a los cuatro vientos su “falta de escrúpulos ante el drama de 168 familias, ante las que no ha mostrado el más mínimo miramiento”. En este sentido, García ha asegurado que las afrentas y humillaciones a la plantilla se han sucedido hasta este mismo viernes, cuando se ha impedido al comité de empresa acceder al Consistorio para poder reunirse con los partidos de la oposición, “lo cual nos demuestra que, con Zoido, el Ayuntamiento ha dejado de ser ya la casa del pueblo para convertirse exclusivamente en la casa del PP”, ha lamentado. Según el coordinador local de la federación de izquierdas, “aún está por ver si el ERE es legal o no” (eso lo decidirán los tribunales) pero, en su opinión, hay dos cosas irrebatibles: primero, que la medida resulta totalmente injusta y descabellada, en tanto que el Gobierno municipal destina dinero público a destruir más de un centenar de empleos en una ciudad con 90.000 parados; y, segundo, que el PP carece de toda legitimidad para aplicarla, ya que ésta no figuraba en su programa electoral. Es más, Zoido prometió en campaña que no privatizaría ni despediría a trabajadores si era elegido alcalde, es decir, “todo lo contrario a lo que ha realizado hasta ahora”, ha remarcado. Para Izquierda Unida, el de Mercasevilla es un claro ejemplo de las políticas que el PP ha venido practicando en la capital hispalense desde que asumió las riendas del Ayuntamiento y que, en líneas generales, se caracterizan por favorecer siempre a un grupo minoritario de empresarios, en este caso al de los mayoristas de pescado, a costa de los intereses generales de los trabajadores y de la mayoría de los ciudadanos.

  • 1