Local

IU lamenta que la Alcaldía sea para Zoido una "herramienta de promoción personal" y no una "prioridad"

el 16 ene 2012 / 17:17 h.

TAGS:

El portavoz del Grupo Municipal de IU en el Ayuntamiento hispalense, Antonio Rodrigo Torrijos, ha calificado como una "mala noticia para los sevillanos" la decisión del alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), de concurrir a las próximas elecciones autonómicas como cabeza de lista del PP por la provincia y ha criticado que para Zoido la Alcaldía no sea una "prioridad", sino una "herramienta de promoción personal".

En un comunicado remitido a Europa Press, Torrijos señala que para Zoido la Alcaldía es "simple y llanamente un peldaño de una escalera hacia cotas políticas mayores, para su propia promoción personal". Así, advierte de que en siete meses de mandato Zoido ha dejado "meridianamente claro lo poco que le interesa su papel al frente del Consistorio y su obsesión por figurar en otros foros, lo que le impide centrarse en sus responsabilidades municipales".

"Si no tenía bastante con ser presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ahora encima va a estar más preocupado por la campaña electoral de su partido que por atender los problemas de Sevilla", sentencia.

En este sentido, el edil de la federación de izquierdas ha advertido de que la intención del primer edil de optar a ocupar un escaño en la Cámara andaluza pone de manifiesto "un nuevo engaño del regidor hispalense, cuya promesa de dedicarse en exclusiva a la ciudad que le eligió como alcalde queda ya bastante lejana".

Para Torrijos, "la asunción de tantas obligaciones irá, lógica e inevitablemente, en detrimento de aquel compromiso que adquirió en su momento de destinarse plenamente a su cargo de alcalde, algo que a estas alturas se antoja completamente inviable por mucho que se empeñe en robarle horas al sueño".

De este modo, insiste en que el nombramiento de Zoido como cabeza de lista del PP por Sevilla va a "continuar imposibilitando que se emplee al 100 por 100" en las tareas que le han encomendado sus votantes de Sevilla, lo que significa "una tremenda falta de respeto hacia ellos", además de un "fraude total a los ciudadanos". "No hay razón de peso para justificar tal grado de dispersión en la agenda del alcalde, la cual se va a ver, a partir de ahora, todavía mucho más condicionada y limitada por cuestiones y asuntos ajenos a la realidad de la capital hispalense", concluye.

  • 1