Local

IU no ve "extrapolable" el caso extremeño

Valderas denuncia que en el PSOE-A se están diciendo “muchas tonterías” y alerta de que no tolerará desprecios a su grupo

el 22 jun 2011 / 20:23 h.

TAGS:

Las relaciones entre PSOE e IU en Andalucía son tensas desde los pactos postelectorales en los que IU ha dado paso a alcaldes populares y, sobre todo, a raíz de la decisión de la coalición de izquierdas en Extremadura de abstenerse en la investidura del presidente de la comunidad, en contra de la directriz federal, que en la práctica permitirá al PP gobernar por primera vez en la comunidad vecina. Ayer, el coordinador general de IU, Diego Valderas, se alineó con la dirección federal al rechazar la decisión de sus colegas extremeños, y aseguró que esa situación no es "extrapolable" a Andalucía.

"Andalucía es Andalucía y Extremadura es Extremadura, cada una con sus particularidades", aseguró tajante, pero lo cierto es que el PSOE-A no ha cesado de sembrar dudas sobre un efecto imitación, y la moción de censura anunciada ayer por IU contra el alcalde socialista recién elegido en El Saucejo (Sevilla) no ayuda a calmar el clima. El lunes, la presidenta de los socialistas andaluces, Rosa Torres, reconoció que ahora "hay más dudas que nunca de si sería viable o no" un pacto de izquierda en Andalucía, y el vicesecretario general del PCA, Juan de Dios Villanueva, le respondió que son las bases de IU las que dudan sobre apoyar a "un edificio que se está cayendo".

Ayer, el portavoz del grupo parlamentario socialista, Mario Jiménez, insistió en atacar a IU por su falta de "coherencia", por lo que dijo esperar poco de las propuestas que Valderas lleve la próxima semana al Debate sobre el Estado de la Comunidad. Valderas, que compareció precisamente para presentar sus ideas, arremetió contra los socialistas porque en estos días se están diciendo "muchas tonterías" y alertó de que no va a permitir "ningún elemento más despreciativo hacia IU", tras resaltar que su formación está luchando "cuerpo a cuerpo y trinchera a trinchera con el PP". Preguntado por si estaría dispuesto a gobernar con el PSOE tras las autonómicas, se mostró evasivo: "Primero, déjenme cazar el oso y luego llegaré donde llegue", dijo, e insistió en que IU no sale a ser minoría ni a estar en la oposición, y tampoco quiere ocupar ningún sillón "vacío de contenidos".

  • 1