miércoles, 12 diciembre 2018
17:53
, última actualización
Local

IU pide a Zoido medidas de apoyo al pequeño comercio por los efectos negativos del fin de los contratos de renta antigua

Medrano considera que el Ayuntamiento debe reaccionar y emprender acciones encaminadas a evitar la destrucción de empleos y la desaparición de empresas.

el 08 ene 2015 / 16:02 h.

TAGS:

La portavoz adjunta de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano, ha reclamado este jueves al alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), la puesta en marcha de medidas urgentes encaminadas a paliar el impacto negativo que el fin de los contratos de renta antigua va a significar para muchos pequeños y medianos comercios de la ciudad. Tras el rechazo definitivo del Gobierno de Rajoy a aplicar una moratoria a los locales comerciales afectados por esta circunstancia, IU considera que el Ayuntamiento está obligado a “tomar la iniciativa” y a emprender acciones encaminadas a compensar o a evitar la destrucción de empleos y la desaparición de empresas que ya se está produciendo, ante la imposibilidad de asumir los nuevos alquileres. Medrano ha hecho estas declaraciones después de visitar y mostrar su apoyo, junto al futuro concejal de IU Luis Fernández, a Ana María Alarcón, la propietaria de Pichardo, una de las primeras tiendas que se ha visto abocada al cierre en Sevilla, toda vez que el dueño del inmueble se niega a renegociar su alquiler. La clausura de este establecimiento, en la calle José Gestoso, tras 63 años de historia viva, puede suponer además la pérdida de dos puestos de trabajo. Desde IU recalcan que el de Pichardo no es un caso aislado y que son bastantes los comercios sevillanos emblemáticos que se han extinguido o están a punto de hacerlo, como la Librería Repiso, el Bazar Victoria o el Garaje Pretel, por citar sólo algunos ejemplos. Por eso, Medrano ha exigido al Gobierno de Zoido que “deje de ningunear al sector” y que se implique decididamente en la búsqueda de soluciones para afrontar “un problema que existe, por mucho que el PP no quiera reconocerlo”. Insensibilidad del alcalde ante el problema Al hilo de esto, Medrano ha criticado la “insensibilidad” exhibida hasta ahora por Zoido ante esta cuestión, algo que se puso claramente de manifiesto en el último Pleno del Ayuntamiento, donde el PP tumbó una propuesta de Izquierda Unida en la que se solicitaba al Gobierno de Rajoy la aprobación de una nueva prórroga de diez años para todos los locales comerciales de renta antigua. Según ha explicado Medrano, con aquella iniciativa “pretendíamos facilitar una actualización progresiva de los alquileres e impedir los dramáticos efectos que la nueva situación está conllevando ya al empleo y a la economía de la ciudad. Pero el PP, incomprensiblemente, prefiere mirar para otro lado y desentenderse de esta grave problemática”. Un plan para proteger el paisaje comercial de la ciudad En la moción plenaria rechazada por el PP también se proponía la elaboración de un plan de protección integral del patrimonio comercial histórico, al objeto de preservar la identidad del paisaje urbano de Sevilla, ahora más amenazado que nunca por el fin de las rentas antigua. No obstante, Medrano ha asegurado que, ante la negativa de Zoido, “Izquierda Unida asume desde ya el compromiso de llevar a la práctica esta iniciativa, si en mayo de este año vuelve al gobierno de la ciudad”. Y es que IU no oculta su temor ante las nefastas consecuencias que la terminación de la moratoria actual supondrá también en términos culturales y de identidad, tanto para el casco antiguo como para muchos barrios de la capital hispalense, ya que los espacios clausurados irán a parar principalmente a manos de franquicias de grandes multinacionales. “Para Izquierda Unida, la apuesta por el pequeño y mediano comercio ha sido y es una prioridad”, ha enfatizado Medrano. Por el contrario, “el PP sólo está obsesionado con promover la construcción de grandes superficies comerciales en la ciudad (Ikea, Altadis, Gavidia, Sevilla Park…) o en favorecer a las que ya existen, como El Corte Inglés”, ha añadido. Desde IU recuerdan que por cada empleo que se crea en una gran superficie, de destruyen tres puestos de trabajo tradicionales. De ahí la necesidad de impulsar políticas centradas en la defensa del interés general del sector; “sobre todo después del daño que el PP le ha ocasionado con medidas tan lesivas como la liberalización de los horarios comerciales”, ha concluido Medrano.

  • 1