Local

IU pide presidir la comisión de los ERE en el Parlamento

El PP tilda los trabajos de "paripé" y el PSOE le acusa de buscar una "persecución" de Griñán

el 18 jun 2012 / 19:07 h.

TAGS:

Valderas e Ignacio García, en 2011.

Mañana se constituirá formalmente la comisión que investigará en el Parlamento el escándalo de los Expedientes de Regulación de Empleo fraudulentos pagados con dinero público, la primera en 17 años. Cada partido designó ayer a sus tres diputados que formarán parte de los trabajos e IU, socio del PSOE en el Gobierno andaluz, pidió en voz alta la presidencia, que probablemente recaerá en Ignacio García. "IU es la formación en mejores condiciones para desarrollar el equilibrio y arbitraje que se requiere", afirmó el coordinador regional y vicepresidente de la Junta, Diego Valderas. La comisión aún no ha echado a andar pero el PP la consideró un "paripé", incluso si el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, acude finalmente a declarar. Todo apunta a que lo hará a petición propia. Los socialistas denunciaron la "persecución" de los populares a Griñán.


Precisamente la lista de comparecientes es lo que ha motivado la gresca de los partidos antes de que arranque la comisión de los ERE. PSOE, PP e IU llevarán mañana sus respectivas listas de personas que deberán asistir a las sesiones. Los populares pondrán sobre la mesa 24 nombres, que incluyen a la cúpula del actual Gobierno andaluz y del anterior. El PP quiere llamar a Griñán, al expresidente Manuel Chaves, a todos los consejeros de Empleo, los interventores de la Junta y otros altos cargos para arrojar luz al que consideran el mayor escándalo de corrupción que salpica al Ejecutivo autonómico. El Gobierno de coalición tiene claro que la comisión de investigación no puede ser un "circo".


La comparecencia de Griñán ha suscitado tirones entre los socios del Gobierno andaluz. El PSOE-A ha dejado claro desde el principio que no hay "motivo alguno" para que el presidente andaluz se siente a declarar. IU, que la legislatura pasada hizo de este asunto una de sus banderas, ha hecho lo posible para que el líder de los socialistas acepte comparecer, mientras que el PP ha presionado a la federación de izquierdas para que demuestre "coherencia". "Griñán tiene la obligación de acudir. Si no lo hace sería un nefasto ejemplo", opinó el dirigente del PP-A Ricardo Tarno. La secretaria de Organización socialista y consejera de la Presidencia, Susana Díaz, acusó ayer al PP de "querer convertir una comisión de investigación es una persecución del presidente de la Junta". Todo apunta a que Griñán comparecerá. La semana pasada aseguró en una entrevista que "le gustaría" explicarse en la Cámara.


composición. Pero antes de que se produzca esta declaración, los partidos se tienen que poner de acuerdo en muchos otros flecos. Además de la lista de comparecientes y de la propia estructura de la comisión de investigación, hay que aclarar cuándo se desarrollarán los trabajos, si se habilitará el mes de julio y si, como teme el PP, se dará carpetazo a los trabajos rápidamente, antes de que arranque el curso político. Los populares insisten en que una comisión de tal dimensión -se investiga una década de ayudas sociolaborales bajo sospecha- requiere al menos de tres meses. También queda por ver si las comparecencias se harán a puerta cerrada o en abierto.

De momento los partidos presentaron ayer a sus miembros en la comisión. El PP ha designado a su portavoz, Carlos Rojas, a Rafael Carmona y Teresa Ruiz-Sillero, mientras que el PSOE nombró a Antonia Moro, Enrique Javier Benítez y Jesús Ruiz. IU eligió a su portavoz, José Antonio Castro, a Ignacio García y Alba Doblas.

  • 1