IU pide “refrescar” el pacto con el PSOE tras el relevo al frente de la Junta

Pide un impulso a las leyes pactadas, la banca pública, el banco de tierras y medidas de regeneración política. Los socios aseguran que mantendrán en el Ejecutivo a sus tres consejeros: Valderas, Cortés y Rodríguez.

el 31 ago 2013 / 21:25 h.

Izquierda Unida aprovechó ayer la celebración de su Consejo Político para advertir de que el debate de investidura que la próxima semana ratificará con toda probabilidad a Susana Díaz como presidenta de la Junta debe de convertirse en una “oportunidad”para “refrescar” el acuerdo de Gobierno e “introducir elementos novedosos”. IU, socios del PSOE en la Junta, han bendecido desde el primer momento la operación sucesoria diseñada por los socialistas aunque ayer quisieran lanzar el mensaje de que es el momento de revisar el acuerdo programático alcanzado tras las pasadas elecciones autonómicas. El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, auguró que esta semana será de “mucho diálogo y mucha conversación” entre las dos fuerzas políticas que sostienen al Ejecutivo andaluz. mailloIU, con 12 diputados en el Parlamento, dará el apoyo necesario a Susana Díaz para alcanzar la presidencia de Andalucía. La aritmética parlamentaria augura que no habrá sorpresas y que la socialista contará con la mayoría necesaria. Queda por ver si el diputado Juan Manuel Sánchez Gordillo, líder de la CUT-BAI, dará su apoyo a Díaz o se abstendrá. Ayer este movimiento crítico dentro de Izquierda Unida evitó dar sus votos al informe de gestión de Maíllo, que fue respaldado con un 89% de los votos del Consejo Político. Los socios de Gobierno mantendrán, según confirmaron ayer, a sus tres consejeros, Diego Valderas (vicepresidencia y Consejería de Administración Local), Elena Cortés (Fomento) y Rafael Rodríguez (Turismo). IU insiste, como viene haciendo desde que conoció la marcha de Griñán, en que el pacto con el PSOE no es de personas sino de políticas. Ayer Maíllo volvió a resaltar ese mensaje, aunque también aprovechó para subrayar las prioridades de su formación para el nuevo curso político. La principal demanda de los socios de Gobierno es que se acelere el paquete de leyes que fueron incluidas en el pacto y cuyo desarrollo está casi virgen. PSOE e IU alcanzaron el acuerdo de impulsar 28 leyes y 250 medidas concretas. Sin embargo, en este año y medio de gestión los recortes en el Presupuesto y el caso de los EREhan marcado inevitablemente la agenda política de la coalición. Solo dos medidas sociales han logrado marcar el rumbo lejos de estos dos asuntos, el decreto antidesahucios –recurrido por el Gobierno ante el Constitucional– y el plan de medidas sociales urgentes, que incluía la apertura de comedores escolares para garantizar al menos dos comidas diarias a los niños más desfavorecidos y un plan de empleo concertado con los ayuntamientos para parados de larga duración. Planes que la oposición e incluso algunas organizaciones sociales han tachado de más efectistas que efectivos pero que han sido bandera de la política social del Ejecutivo de izquierdas. Maíllo situó ayer como prioridad la necesidad de “acelerar el ritmo de las normas pactadas” y el Presupuesto de 2014, que será el gran estreno de Susana Díaz como presidenta. El coordinador regional de IU aseguró que la investidura y el Presupuesto son debates “bien diferenciados y se analizan en paralelo, aunque por separado”. Admitió que las cuentas para 2014 vienen con unas “limitaciones” y “muy endurecido” por el Gobierno central y su imposición de un déficit que no podrá sobrepasar el 1%. “Tenemos que hacer un presupuesto de resistencia”, reiteró Maíllo, que marcó la creación de empleo y la preservación de prestaciones públicas de educación, sanidad y servicios sociales como líneas rojas. Nada nuevo respecto al Presupuesto anterior. IUpresionará porque salga adelante el mes próxima la creación de una banca pública en Andalucía, una de sus apuestas en el pacto de Gobierno, y avanzó que pelearán también por la creación del banco público de tierras y por incluir “nuevos elementos de regeneración democrática”.

  • 1