IU prevé devolver la jornada completa a 2.000 eventuales del SAS en 2015

El socio de Gobierno marca como prioritario acabar con los contratos al 75% de la jornada que la Junta aprobó en 2012 como parte de un duro plan de ajuste. La medida formará parte de la negociación con el PSOE de los próximos presupuestos.

el 17 jun 2014 / 14:00 h.

maillo-portadaLa orden para la elaboración de los Presupuestos Autonómicos de 2015, publicada ayer en el BOJA, ha impulsado a los partidos que conforman el Gobierno andaluz, PSOE e IU, a empezar a marcar sus prioridades políticas en el gasto público para el año que viene. El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, ha avanzado esta mañana que las próximas cuentas autonómicas deben suponer "el inicio de la recuperación de los derechos perdidos y la creación de empleo", y a la hora de concretar ha adelantado cuál será la prioridad de su grupo en la negociación política: volver a implantar la jornada completa para los casi 2.000 eventuales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que, en este momento, tienen un contrato inferior al 75% del horario laboral estipulado. Maíllo ha reclamado que los próximos presupuestos se elaboren con contratos al 100% en la sanidad, como parte del principio de mejora de los servicios públicos. En 2012, el Gobierno central aprobó la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas, lo cual obligó a las comunidades autónomas a prescindir de miles de interinos en la sanidad y en la educación. La Consejería de Salud renovó a los profesionales sanitarios con contratos eventuales al 75% en octubre de 2012, como parte de un duro plan de ajuste del gasto público. De no haber tomado esa medida, defiende la Junta, tendrían que haber despedido a entre 7.000 y 8.000 sanitarios. Maíllo calcula que la decisión de volver a ampliar la jornada al 100% tendrá un coste inferior a la devolución de la pagas extra a los funcionarios, una medida ya anunciada por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que tendrá un coste de entre 320 y 350 millones de euros. Si, como augura el Gobierno andaluz, los próximos presupuestos andaluces experimentarán un aumento del 2% aproximadamente, se obtendrá un margen añadido de unos 500 millones de euros repecto al presente ejercicio, un dinero al que IU ya está poniendo nombre y apellidos. La federación de izquierdas también apoya que se priorice la devolución de las extras a los 260.000 empleados públicos porque "es un compromiso de los dos partidos que conforman el Gobierno andaluz desde el 1 de enero de 2014". Por lo demás, Maíllo ha aclarado que la Junta tendrá que pelear con el Gobierno central para que flexibilice el límite de déficit del 0,5% comprometido para 2015, toda vez que las previsones macroeconómicas hablan de una recuperación. "Ni nos valen las ganancias de las grandes empresas ni los datos macroeconómicos qu eno tienen repercusión en la vida de la gente", ha subrayado. También para educación ha exigido que no se pierdan unidades escolares en la pública (que antes se prescinda de aulas en la concertada) y que se cubran todas las vacantes de profesores. En el curso pasado se han recuperado 833 empleos en Secundaria que, junto a las sustituciones por jubilación, "ya compensan los 4.500 profesores interinos" que salieron del sistema hace dos años, con la primera oleada de recortes del Gobierno central. Respecto a la posibilidad de que el año próximo se convoquen oposiciones en Primaria, el líder de IU ha recordado que Andalucía, de momento, sigue limitada por la tasa de reposición del 10% impuesta por el Gobierno central, que impide contratar a más de uno de cada diez profesores que se retiran.  

  • 1