Local

IU reprocha al PSOE su tibieza en el dictamen de la trama ERE

La coalición critica a su socio de gobierno por no admitir “las malas prácticas” de los dirigentes de Empleo

el 11 nov 2012 / 11:00 h.

TAGS:

La comisión parlamentaria que investiga el fraude de los expedientes de regulación de empleo pagados con fondos públicos tiene que presentar un dictamen definitivo con las conclusiones en dos semanas en el Pleno. El viernes se conocieron, por separado, las posturas de los tres grupos (PSOE, PP e IU) y ayer, cada uno presentó una valoración sobre los argumentos del prójimo, demostrando cuán difícil será tejer un relato único y consensuado de este supuesto fraude, que alcanzaría los 1.200 millones de euros.

El portavoz de IU, José Antonio Castro, explicó ayer que las responsabilidades políticas que exigen desde la federación de izquierdas a los exconsejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández por su presunta implicación en las irregularidades detectadas en los ERE tramitados por la Junta entre 2001 y 2010 son "irrenunciables" y dijo "no comprender" cómo el PSOE-A "no ha sido capaz de ver que las malas prácticas en la Consejería de Empleo se extendían a todos sus dirigentes". Castro apuntó que, aunque las primeras reacciones se hayan centrado en las responsabilidades políticas que pide una u otra fuerza política, su interés se centra ahora en que los distintos grupos sean capaces de "llegar a un acuerdo sobre la propuesta de dictamen final". "Resulta trascendental que podamos trasladar a la ciudadanía andaluza un relato de los hechos lo suficientemente simple, claro y transparente para que todo el mundo sepa lo que pasó", dijo.

También el portavoz del PP-A, Carlos Rojas, consideró ayer "un auténtico escándalo" que el PSOE-A haya atribuido al exdirector general de Trabajo y Seguridad Social Francisco Javier Guerrero toda la responsabilidad del caso "para intentar proteger" y "salvar" al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, "que es quien tiene que asumir toda la responsabilidad política". Rojas recordó que la Intervención General de la Junta "advirtió hasta en 15 ocasiones" a Griñán de que "se estaban repartiendo millones de euros sin control alguno", pero el presidente andaluz "miró para otro lado y no hizo nada por frenar la corrupción", por lo que "no hay un sólo espacio para la duda" y existe "un responsable político clarísimo en esta trama, Griñán".

Rojas aseguró que el PSOE-A "ha cambiado su teoría de los cuatro golfos por un solo golfo, y eso es una golfería en sí mismo", advirtió. Sobre las conclusiones de IU, el portavoz popular afirmó que son "francamente decepcionantes" y "un nuevo escándalo del pacto de gobierno bipartito". Rojas acusó al coordinador regional de IU y vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, de estar "dispuesto a todo con tal de mantener su sillón y sus privilegios políticos".

Por su parte, el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, dijo respetar las conclusiones de los otros grupos, "pero no compartimos, por supuesto, las conclusiones del PP y tampoco las de IU a la hora de establecer responsabilidades políticas más allá de la Dirección General de Trabajo, que es, sin lugar a dudas, el kilómetro cero de las irregularidades", añadió. El número dos del PSOE-A concluyó que "la responsabilidad política no debe incluir la actuación del señor Viera, del señor Fernández ni del señor Barberá (viceconsejero de Empleo), que están con nombres y apellidos en las conclusiones del grupo de IU".

  • 1