martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Jaime Pandelet expone las caricaturas de El Correo de Andalucía en San Juan de Aznalfarache

La muestra se puede ver en El Corte Inglés desde ayer para conocer un poco más de la historia de Sevilla.

el 06 jun 2010 / 17:50 h.

TAGS:

Jaime Pandelet observa su caricatura de Silvio.
-->--> -->

Tras resumir los 110 años de este diario, el dibujante Jaime Pandelet presenta su muestra hoy (19.00 horas) en el Corte Inglés de San Juan de Aznalfarache. Lleva en Sevilla desde 1973, aunque tras haberse movido mucho. Profesionalmente, la primera caricatura que publicó "de verdad" fue en Nuevo Sevillismo. Tenía 16 años, de verdad, y la considera así porque fue la primera que le pagaron. En la actualidad, trabaja para la revista Interviú, con la que mantiene una relación de ocho años. Del mismo modo, lleva dos años en El Correo de Andalucía, recreando los rostros más conocidos de la actualidad.

 

-¿Cuál es la seña de identidad de esta exposición?

-Es una recopilación de hombres y mujeres que han formado parte de El Correo de Andalucía. Estuvo colgada la noche de la clausura del 110 aniversario en el centro cultural de Cajasol. Estas caricaturas forman parte de una época de Sevilla y una época del periódico. Y ahí están desde artistas como los hermanos Machado o los hermanos Álvarez Quintero hasta científicos como Losada Villasante, toreros como Curro Romero e incluso humoristas como Los Morancos.

-¿Se esperaba que este trabajo tuviera continuidad?

-La intención era que tuviera bastante más vida que aquella noche de clausura. Desde ese día, se hicieron gestiones para que estuviera rotando. Y ahora comienza su andadura por la provincia en San Juan de Aznalfarache.

-¿Qué es lo primero que piensa cuando ve su obra expuesta?

-En el agotamiento, aunque parezca raro. Hay que recordar que la exposición se ha montado con 138 personajes. Pero, pese a ese agotamiento, ha sido agradable, muy bonito, y al final ha quedado una muestra muy cerrada. El encargo era desde el principio muy interesante y, por encima de la calidad de los trabajos, lo importante es la contundencia de la colección dentro del contexto de un acto como el 110 aniversario de El Correo de Andalucía.

-¿Cuánto tardó en recrear a los personajes de su colección?

-Duró tres meses con una prórroga de unos veintitantos días. Después de 30 años de trabajo ya tienes calculada la forma de ver los personajes y cómo plasmarlos. Había cierres diarios de las caricaturas y, si a lo mejor en la primera o la segunda tardaba seis horas, cuando llegaba a la quinta empleaba el doble en hacerla.

-Muchos de los personajes son actuales, pero hay otros que la única referencia era alguna que otra fotografía. ¿Quizás han sido estos últimos los más difíciles de retratar?

-Precisamente, el 30% de las figuras se han hecho con la intención de reflejar que han sido personajes que forman parte de una historia algo más alejada. Por eso estaban plasmados en tonos blanco y negro para después pasar a otros en los que fue creciendo el color, muy similar a lo que ha pasado con la prensa diaria. Y, sin duda, los de los comienzos de la historia del periódico han sido los más difíciles. Ha habido caritas, como las del imaginero Castillo Lastrucci, que la imagen más grande que tenía de su rostro era de apenas tres centímetros. Y aunque veas los rasgos de la cara, a veces es muy difícil. Sin embargo, con el cardenal Spínola no tuve problemas, porque, cómo no, el periódico tenía buenas imágenes suyas.

-¿Recuerda alguna más que entrañara especial dificultad su recreación?

-El rostro de Esperanza Elena Caro, conocida por su prestigioso taller de bordados. Lo único que tenía era una fotografía un poco más pequeña que la del carné de identidad. Pero después me dio más satisfacción cuando la gente que la conocía reconocía en la caricatura a esta mujer.

-¿Y la gente que aún está en vida, se reconoce?

-Le cuesta. Pero siempre hay un amigo que le dice eso de "hombre, si estás clavado".

  • 1