Deportes

Jankunas ya ha decidido que no vendrá al Cajasol

El Cajasol deberá seguir escudriñando el mercado en busca de ese ala-pívot anotador y reboteador que se erija en referencia del juego interior en el equipo de Joan Plaza, ya que el objetivo número uno para ese rol, el lituano Paulius Jankunas, ha decidido que no aceptará la oferta sevillana.

el 16 sep 2009 / 06:47 h.

El Cajasol deberá seguir escudriñando el mercado en busca de ese ala-pívot anotador y reboteador que se erija en referencia del juego interior en el equipo de Joan Plaza, ya que el objetivo número uno para ese rol, el lituano Paulius Jankunas, ha decidido que no aceptará la oferta sevillana.

Así lo reconoció ayer a este periódico su representante, quien se limitó a asegurar que su destino iba a ser otro distinto. Pese a que la propuesta cajista resultaba convincente en lo económico, el interés del jugador báltico en fichar por un equipo de Euroliga ha resultado un hándicap insuperable.

El cuatro del Zalgiris Kaunas había sonado para casi toda la jerarquía continental, desde el Maccabi al Efes Pilsen pasando por el Unics Kazan, el Montepaschi Siena o el CSKA Moscú, pero todo apunta a que finalmente será el Khimki de Scariolo quien se haga con la codiciada pieza. El conjunto ruso le ha trasladado un contrato a Jankunas, a quien pretende como sustituto de Jorge Garbajosa en el más que probable caso de que el internacional español acabe recalando en el Real Madrid, como desea su técnico Ettore Messina.

Abortada, pues, la posibilidad de convencer al jugador lituano, al director deportivo sevillano, Juan Llaneza, se le abre una nueva tesitura: volcarse en buscar un ala-pívot estadounidense o bien insistir en la vía comunitaria y dejar la segunda plaza de americano para el puesto de escolta o alero, en cuyo caso el elegido podría ser Gary Neal.

ASSELIN A TIRO

A caballo entre ambas opciones surge el nombre de Josh Asselin, estadounidense con pasaporte dominicano y que, en pocos días, obtendrá la nacionalidad española, por lo que dejará de ocupar plaza de jugador extracomunitario.

El Bàsquet Manresa, club con el que tiene un año más de contrato, tiene asumida su marcha y de hecho ya ha completado su juego interior con los fichajes de dos americanos, Brian Cusworth y Ahmad Nivins, el búlgaro Kaloyan Ivanov y la renovación de Alfons Alzamora. Incluso tienen un quinto pívot, Guillem Rubio, aunque éste saldrá en los próximos días rumbo a Málaga.

El principal escollo para que Josh Asselin (14 puntos, 1,6 mates y 1,4 tapones por partido el pasado curso) recale en el Cajasol estriba en que tendría que indemnizar al club catalán con unos 350.000 euros y en su elevado caché, pues en Manresa venía cobrando unos 420.000 euros anuales. El club sevillano, en todo caso, ha preguntado por el pívot y la posibilidad de rebajar esas cantidades.

  • 1