Deportes

Javi López, un bético periquito en Cornellá

Se crio en la cantera del Betis como mediapunta y ahora es el lateral derecho titular del Espanyol.

el 25 oct 2011 / 21:40 h.

A la izquierda, con el Betis C en la 05-06. A la derecha, con el Espanyol en la 10-11.

Javi López nació en Osuna el 21 de enero de 1986 y con 14 años acudió a las pruebas del Betis para ver si había un sitio para él en su cantera. Lo había. "Acabó el entrenamiento y Rafael Gordillo [entonces miembro de la secretaría técnica] habló con mi padre y mi hermano para ficharme", recuerda.

Siete años permaneció en los escalafones inferiores, desde cadetes al Betis B, pero se quedó sin dar el salto al primer equipo. Se entrenó y jugó un amistoso a las órdenes de Lorenzo Serra Ferrer, sí, y una vez estuvo a punto de ser citado, pero se lesionó y el míster llamó a Israel. En 2007, finalizado su contrato, se marchó pese a los intentos de Paco Chaparro y Miguel Valenzuela por retenerlo.

El Espanyol  le ofrecía el filial y la posibilidad de promocionar al primer equipo, una puerta que jamás se le abriría en el Betis, y se fue junto a Brachi, ahora en el Videoton húngaro. Cuatro años después, aquel mediapunta de finas maneras es el lateral derecho titular del conjunto perico, ha disfrutado de 33 partidos en Primera y el jueves se medirá por primera vez en su vida al Betis.

"Me hace mucha ilusión este partido. Aquí las cosas no me pueden ir mejor, pero estoy muy agradecido al Betis porque allí cumplí una etapa muy importante. Tengo un recuerdo muy bonito del Betis", dice Javi López, que está recibiendo una cantidad inaudita de llamadas. "Mi familia ya es periquita, pero tengo amigos béticos y sevillistas. Los sevillistas me dicen que juegue a tope y los béticos me dicen ‘illo, déjate ir un poquito' (ríe). Ya veré...", bromea el futbolista, que hace poco renovó con la entidad de Cornellá-El Prat hasta 2015.

Lo curioso es que Javi López ha encontrado su hueco en la división de honor -"¡quién me iba a decir que debutaría en Primera con 23 años!"- en tareas defensivas, mayormente como lateral y a veces como pivote, después de que en Heliópolis se formase como mediapunta e incluso delantero. Sólo Joaquín Parra lo empleó de lateral. "Antes intentaba crear fútbol y ahora intento que el contrario no lo cree, pero me he adaptado bien. Con ilusión se puede hacer todo. Y ahora es verdad que soy más agresivo", reconoce Javi, que como curiosidad ha heredado el puesto que dejó vacante Chica.

Javi López habla mucho con el exexpanyolista. También con Casto, Cañas e Isidoro, excompañeros en el Betis B. "Isidoro es de Pedrera e íbamos juntos a muchos entrenos. A veces nos llevaba su padre, a veces el mío", rememora el ursaonense, que se alegra "muchísimo" de cómo le va a la cantera del Betis: "Es que es un pedazo de cantera, de las cinco mejores del país. La pena es que sólo cuentan con ella para sacar las castañas del fuego, con el equipo en Segunda".

Es tanto su cariño que recuerda a todos sus técnicos: "Luis Rodríguez fue el primero, Antonio Álvarez me metió carácter, José Luis Mena me inculcó muchos conceptos tácticos, Antonio Gil me dio confianza, Joaquín Parra, Paco Chaparro... Y por supuesto el primero, mi míster en Osuna, Juan Carmona".

UNA PEÑA PROPIA Y UN IMITADOR EN LA TV3. Javi López está tan integrado en el Espanyol y en Cataluña que se siente “un perico más”. ¡Si hasta tengo una peña, yo que vengo de Osuna!”, exclama.

es verdad, se trata de uno de los pocos jugadores no criados en la cantera periquita con una peña propia (está en Santa Margarida de Montbui). Eso le causa tanto orgullo como la imitación que de él hacen en Crackovia, uno de los programas más populares de la TV3. “Hasta pronuncian la zeta en lugar de la ese. Es que el acento no se me quita. En cuanto tengo medio día libre me voy a Osuna”, dice entre risas.

  • 1