jueves, 17 enero 2019
23:02
, última actualización
Deportes

Javi Varas no tiene intención de salir del Sevilla este verano

El canterano tiene aún un año de contrato y su alta ficha no la puede asumir cualquier club

el 02 jul 2014 / 13:00 h.

El portero Javi Varas, durante un entrenamiento. / Kiko Hurtado El portero Javi Varas, durante un entrenamiento. / Kiko Hurtado El portero del Sevilla Javi Varas no tiene intención de abandonar el club de Nervión este verano aunque el director deportivo, Ramón Rodríguez Monchi, ya haya dicho públicamente que la portería será reforzada este verano con un nuevo cancerbero. En principio, el guardameta canterano es el señalado por el club para que salga y deje vía libre al nuevo portero. El de Pino Montano, por su parte, tiene todavía un año de contrato y sabe que el salario que percibe ahora mismo en el club, por encima del millón de euros, no lo podría igualar –ni acercar incluso– a cualquier oferta que reciba de un club interesado en hacerse con sus servicios para la próxima temporada. Por este motivo es plenamente consciente de que el contrato que todavía tiene en vigor fue el mejor de su vida deportiva y, con todo el derecho del mundo, intentará defenderlo al máximo aunque siendo plenamente consciente de que podría estar un año prácticamente sin jugar. Desde el club de Nervión, según ha podido saber El Correo, tampoco le han comunicado oficialmente al jugador que es el portero elegido para dejar su sitio al que se fiche este verano. Todo lo contrario que la pasada pretemporada. Entonces, sí se lo dijeron y el futbolista optó por permanecer en la plantilla de Unai Emery aunque sabía que su compañero Beto era el portero llamado a tener más minutos. El canterano sevillista tuvo casi todo el protagonismo en la Liga Europa hasta la ronda de octavos de final con el eterno rival pero desde ahí el puesto fue para Beto. En total, el portero de Pino Montano disputó 17 partidos en toda la campaña (seis de Liga, dos de Copa del Rey y nueve de Europa League), un balance bastante pobre después de una productiva cesión en el Celta de Vigo en la que llegó a disputar 35 partidos de Liga. Una opción que sí podría aceptar el jugador, para que no se devalúe su caché profesional, sería una nueva cesión. Sin embargo, su elevado salario volvería a ser de nuevo el gran problema para cerrar cualquier acuerdo ya que el Sevilla intentaría que el club que quiera la cesión abone el sueldo del jugador, y esta cantidad no está a día de hoy al alcance de todos los clubes de Primera división. El mercado de porteros en España de momento está muy parado y no se han comenzado a mover todavía las fichas. Habrá que esperar un tiempo para ver si el club finalmente le comunica al portero que se busque una opción si no quiere pasar un año sin apenas jugar. De momento, volverá el 7 de julio al trabajo junto al resto de sus compañeros y tanto la dirección deportiva como el entrenador, Unai Emery, deberán gestionar esta situación que, a buen seguro, no resultará cómoda para ninguna de las partes afectadas. El perfil buscado. Sobre el portero que –en principio– llegará este verano para ingresar en la primera plantilla de Emery, el club sevillista está buscando un perfil de un guardameta joven aunque con cierta experiencia que aunque seguramente llegue para ser suplente del luso Beto, no se descarte que pueda incluso a arrebatarle la titularidad del portugués en algún momento de la temporada. Beto, que acaba de comenzar sus vacaciones tras la eliminación de la selección de Portugal en el Mundial de Brasil, sembró muchas dudas durante buena parte de la temporada pasada ya que sus actuaciones no terminaban de convencer y no llegaba a dar al equipo esos puntos que los porteros también deben aportar a lo largo de la campaña. Sin embargo, el rol de Beto dentro del equipo sevillista fue cambiando y sus buenas actuaciones –fundamentalmente en la Liga Europa– permitieron que la afición confiara nuevamente en él. La final europea de Turín terminó de encumbrarle para el sevillismo ya que su buena actuación en la final y en la tanda de penaltis permitió que el Sevilla levantara su tercera Europa League.

  • 1