Local

Javi Varas y el Betis

A Javi Varas le vi parar lo imparable en un Alcalá-Betis de Copa del Rey.

el 24 oct 2011 / 06:03 h.

TAGS:

Todos los adjetivos calificativos positivos que puede abarcar el diccionario se han oído y escrito sobre la actuación de Javi Varas el sábado en el Camp Nou ante el FC Barcelona. Quizás también en los recuerdos estén aquellos recibidos ante Sporting, Atlético de Madrid o Valencia. El empate a cero, con penalti parado a Messi en el tiempo añadido, tiene en Javi Varas su máxima expresión. Otra vez, en el penalti, Iturralde apreció una jugada similar a aquella de la entrada de Héctor a Luis Fabiano en Mallorca que pudo hasta decidir una Liga y que no vio como esta de Iniesta. El peso de las camisetas. Por favor, no se quejen los dos grandes de los árbitros. Menos mal que esta vez estaba Javi Varas.

Ya destacaba. Quiero recordar una primera eliminatoria de Copa del Rey. Temporada 2004/05. Aquella que ganó el Betis a Osasuna en el Manzanares. Estadio Francisco Bono. Alcalá de Guadaíra. En noche de perros juegan el CD Alcalá y el Real Betis (27-10-2004). Empate a cero en tiempo reglamentario y prórroga. No se puede parar más de lo aquella noche hizo el portero del Alcalá. Hasta sacó de sus casillas a un inquieto Serra Ferrer. Decidió Capi en los penaltis. Salida del campo. Una pregunta: "¿Has visto a un portero parar más en tu vida? Creo que no". Aquel portero se llamaba y se llama Javi Varas. Por eso "no eleven en fútbol nada a definitivo". Hasta el sereno e imperturbable Fréderic Kanouté vio la roja al perder los nervios ante unas feas palabras de Cesc Fábregas. Y esta es la grandeza de este juego. "Fútbol es fútbol".

Mala racha. Cuatro derrotas consecutivas lleva el Betis. Las mismas que victorias en estas 8 jornadas de Liga. Los 12 puntos los tiene como colchón, pero en fútbol no es bueno acostumbrarse a perder y más a tener a las derrotas como habituales compañeras. Este Betis no es ni por asomo aquel del inicio de campeonato. Valiente en el juego, fresco en sus ideas y hasta bonito de ver sobre el campo. El Betis de las derrotas tiene miedo en la elaboración, está cegado en ataque y es muy débil en defensa. El Rayo Vallecano le ganó sin ser un equipo que asuste en ninguna de las facetas del juego. El año pasado el equipo bético pasó por una fase similar, aún mayor, y doctores debe tener el cuerpo técnico capaces de revertir esta situación. Por ahora, el diagnóstico dice que preocupación.

  • 1