Cultura

Javier Bardem gana el Premio Nacional de Cinematografía

El actor Javier Bardem, ganador de un Oscar por su trabajo en No es país para viejos, consiguió el miércoles el Premio Nacional de Cinematografía 2008, concedido por el Ministerio de Cultura y dotado con 30.000 euros, según hizo público el Instituto de Cinematografía (ICAA). Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 06:34 h.

El actor Javier Bardem, ganador de un Oscar por su trabajo en No es país para viejos, consiguió el miércoles el Premio Nacional de Cinematografía 2008, concedido por el Ministerio de Cultura y dotado con 30.000 euros, según hizo público el Instituto de Cinematografía (ICAA).

El jurado ha querido recompensar así "las metas profesionales alcanzadas a lo largo de su ya dilatada carrera y especialmente en el año 2007, así como por su defensa de la profesión de actor y el compromiso constante con el cine español dentro y fuera de nuestras fronteras".

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, fue el primero en comunicar la concesión del premio y felicitar al actor, que se mostró sorprendido y agradecido por este reconocimiento. El galardón "no es a mí persona sino a toda una profesión a la que amo e intento defender día a día, a través del trabajo. Lo tomo como un abrazo cariñoso de la profesión, de los compañeros de mi país y eso me emociona profundamente", señaló Bardem.

El Premio Nacional de Cinematografía está destinado a "recompensar la aportación más sobresaliente en el ámbito cinematográfico español puesta de manifiesto a través de una obra hecha pública durante 2007 o de una labor profesional desarrollada durante ese mismo año".

Tras ganar la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián, inició la gran carrera de Javier Bardem, que ha logrado aparte del Oscar y el Globo de Oro, dos Copas Volpi al mejor intérprete en Venecia y cuatro Goyas, entre otros galardones. Su carrera internacional comenzó de la mano del pintor Julian Schabell, quien le dirigió en Antes que anochezca, donde daba vida al poeta cubano Reinaldo Arenas y que le situó a las puertas del Oscar al ser nombrado candidato.

Bardem continuó deslumbrando en sus interpretaciones dentro del cine español, a las órdenes de cineastas como Almodóvar, Amenábar, Fernando León o Mariano Barroso; mientras, acumulaba Goyas -tiene cuatro- y recibía continuas ofertas de Hollywood. Rechazó trabajar con Spielberg en Minority Report porque no le convencía "andar saltando por los tejados", aunque luego sí probó suerte con Michael Mann en Collateral. Era, dijo entonces, un ensayo para verse cómo se movía en una superproducción.

La relación de Javier Bardem con Hollywood siempre fue muy selectiva hasta rodar con los hermanos Cohen en la que sería la película del año No es país para viejos, donde encarnaba a un asesino. Su imagen y manera de ejecutar su papel le convirtieron en todo Estados Unidos en uno de los iconos de los malvados, comparándolo incluso con el Hannibal Lecter de El silencio de los corderos.

Antes de con los Coen, Bardem ha trabajado ya con cineastas de la talla de Milos Forman, Los fantasmas de Goya, y Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona.Además del filme de Mike Newell El amor en los tiempos del cólera, acaba de rechazar Nine, la adaptación del musical con el que en su día triunfó Antonio.

  • 1