Cultura

Javier Barón zapateará por primera vez en suelo de Adriano

El bailaor y coreógrafo sevillano Javier Barón visitará esta noche por primera vez Itálica con su compañía en el marco del Festival Internacional de Danza, y lo hará con el espectáculo Dos voces para un baile, en el que el Premio Nacional de Danza recuerda sus años de trabajo entre Madrid y Sevilla viajando a través de 24 palos del flamenco de la mano de los cantaores Miguel Ortega y José Valencia.

el 16 sep 2009 / 06:20 h.

El bailaor y coreógrafo sevillano Javier Barón visitará esta noche por primera vez Itálica con su compañía en el marco del Festival Internacional de Danza, y lo hará con el espectáculo Dos voces para un baile, en el que el Premio Nacional de Danza recuerda sus años de trabajo entre Madrid y Sevilla viajando a través de 24 palos del flamenco de la mano de los cantaores Miguel Ortega y José Valencia.

Barón afirmó en rueda de prensa que se encuentra "muy ilusionado" por participar en el Festival que se celebra en el Conjunto Arqueológico de Itálica en Santiponce -enclave en el que actuará por primera vez- después de volver de Tolousse, donde ha representado con éxito el espectáculo que presenta ahora en Sevilla, Dos voces para un baile, en el que recorre momentos de sus 16 años de trabajo en Madrid y Sevilla y para el que ya se han agotado las entradas. Desde su estreno en 2006 y después de pasar por Los Angeles, París, Lisboa, Madrid o la Bienal de Flamenco de Sevilla, Dos voces para un baile se ha ido "curtiendo" y asimilando algunos cambios, explicó el artista, como la sustitución de los cantaores Guadiana y Juan José Amador, en el origen de la obra, por los actuales Miguel Ortega y Juan José Valencia, con los que el baile de Barón se sincroniza en su recorrido por los 24 palos escogidos para la ocasión, enlazados bajo la coordinación del director musical Faustino Núñez.

El artista, quien afirmó no sentir "miedo" por rivalizar con el cantante norteamericano Bruce Springsteen, que actúa el mismo día en el Estadio Olímpico, alabó el "esfuerzo" desplegado por los dos cantaores en este recorrido musical, los cuales "han superado sus miedos iniciales y se han atrevido a cantar palos a los que no se habían enfrentado antes", protagonizando, además, transiciones "fabulosas" entre los mismos. Además, el bailaor apuntó que ha aprovechado el talento de los dos palmeros que lo acompañan, El Choro y Juan Diego, -alumnos suyos- para que participen en el espectáculo bailando junto al artista sevillano, con lo que la puesta en escena "ha ganado mucho".

El coreógrafo concibe este espectáculo como una obra "didáctica" dirigida fundamentalmente a que el público aprenda a distinguir los distintos bailes flamencos, considerándolo también "muy íntimo", en el que se da "de lleno y muy de cerca" a los espectadores. Como es habitual en sus creaciones, Barón busca un "giro de 180 grados" respecto a sus trabajos anteriores, motivo por el cual se ha dedicado al mismo con "mucha dedicación y antelación".

  • 1