Local

Javier Fernández: "En el PSOE se nos cayó el mito de que la movilización nos beneficia"

El alcalde de La Rinconada ha revalidado una de las principales mayorías absolutas del PSOE en la provincia, convirtiéndose en una de las mejores noticias socialistas del pasado 22-M.

el 03 jun 2011 / 21:41 h.

TAGS:

Javier Fernández cree que en La Rinconada el PSOE ha logrado imponer un discurso local frente a la cruda realidad de la crisis económica.
Con la que le ha caído al PSOE en Sevilla, Javier Fernández ha perdido un concejal pero ha conseguido mantener una holgada mayoría absoluta , hasta el punto de que La Rinconada es el municipio andaluz mayor de 20.000 habitantes donde el ganador ha sacado más ventaja al segundo, 40 puntos.

–¿Qué ha sido distinto aquí para el PSOE que en el resto de la provincia?
–En La Rinconada tenemos crisis como en cualquier otro municipio, porque el desempleo está globalizado, pero aquí se han dado dos factores clave. Lo primero es la evidencia de que en estos cuatro años ha sido tremenda la transformación del municipio, han sido más de 150 millones de euros en inversión pública que han permitido hacer más de 60 infraestructuras y servicios públicos. Y después hemos conseguido que calara nuestro mensaje, llevábamos casi un año transmitiéndole a los ciudadanos que de lo que se trataba era de lo local, de elegir a su alcalde. Aquí ha ido bien, pero es verdad que la coyuntura es distinta en cada municipio, los habrá donde este mensaje no haya calado y en los que la crisis se haya superpuesto a todo.

–¿Confiaba en lograr estos resultados? Porque las previsiones del PSOE fallaron en muchos municipios...
–A los socialistas se nos ha caído un mito el 22-M, siempre hemos creído que la movilización nos beneficiaba. Al final las elecciones han demostrado que la gente raramente se moviliza para premiar y que normalmente lo hace para castigar. Somos una ciudad media, de casi 40.000 habitantes, estamos todavía en el tránsito de un pueblo a una gran ciudad, por lo tanto el voto ha sido en parte metropolitano pero todavía en clave local, mientras que a las grandes ciudades les afecta más la coyuntura nacional.

–¿Eso explica el crecimiento del PP en la Gran Sevilla?
–Es cierto que el voto urbano en las grandes ciudades está cambiando, y que hay algunas como Alcalá de Guadaíra donde los crecimientos poblaciones están trayendo cambios sociológicos en la propia configuración de la sociedad, y eso está empezando a tener un reflejo en los resultados electorales.

–Pues en La Rinconada no es que se note mucho, ¿no?
–Es que siempre ha sido un pueblo muy de izquierdas, muy progresista, la derecha nunca ha tenido más de cuatro concejales.

–La Rinconada está embarcada en una de las mayores operaciones urbanísticas de la Gran Sevilla para fusionar el casco antiguo y San José, donde irán miles de viviendas, ¿teme que eso altere el mapa político?
–Dentro de 15 años el Pago de Enmedio tendrá unas 4.500 viviendas, de las que en la primera fase van 900, pero el 73% son VPO para gente de la localidad. Queremos un control poblacional para que el pueblo crezca lo suficiente para tener servicios de primera, pero no tanto como para que se reduzca la calidad de vida. Nosotros queremos seguir siendo pueblo, no queremos una ciudad impersonal en la que nadie se conozca. Para eso nos fijamos un máximo de población de 48.000 habitantes, todo lo que sea superar esa cifra es perder el control de los servicios.

–Por cierto, ¿cómo será La Rinconada del año 2015?
–Ahora mismo los esfuerzos tienen que estar volcados en el empleo, pero en cuanto al municipio uno de los grandes cambios de futuro serán las comunicaciones, con dos claves, la segunda fase de la autovía de acceso Norte, que nos acerca aún más a Sevilla, y el primer arco de la SE-40 entre La Rinconada, Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas. Vamos a terminar también el proceso de costura que hemos hecho en el municipio con el arroyo Almonázar, la avenida de La Unión y el Pago de Enmedio, y en tercer lugar vamos a poner en marcha tres polos empresariales: Majaravique y un gran polo comercial en la A-4 en el entorno de la SE-40, además de avanzar en el sector aeronáutico con la ampliación de Aerópolis.

–Con la SE-40 La Rinconada será la primera y la última, porque aquí se cierra el anillo.
–Desde el punto de vista residencial nos puede perjudicar ser los últimos, pero ser el primer tramo ahora nos beneficia tremendamente desde el punto de vista industrial. La verdad es que en materia de comunicaciones no nos podemos quejar, lo único es que hay que reiniciar la obra del viaducto, que está adjudicada pero no ha empezado por desajustes técnicos. Es una obra costosa y cara pero fundamental para la zona, porque permitirá que 100.000 ciudadanos tengan más cerca Sevilla, se van a beneficiar poblaciones como Alcalá del Río, Burguillos, Cantillana, Villaverde, Tocina… Todos van a tener una entrada directa a Sevilla sin tener que pasar por La Rinconada, es nuestra variante.

–Como miembro de la Ejecutiva Provincial del PSOE, admitirá que los resultados del 22-M son preocupantes, ¿no?
–La verdad es que sí. Si hacemos una lectura global, Sevilla sigue siendo la provincia con mejores resultados para el PSOE en España, pero todo viene muy marcado por la capital, donde hemos obtenido unos muy malos resultados, los peores posibles, y tenemos que hacer la autocrítica suficiente para no caer en el error de achacarlo todo a la crisis.

–¿Qué explica entonces los resultados en Sevilla capital?
–La crisis ha afectado, eso no se puede negar, pero la gente ha visto que la propuesta de gobierno que habíamos presentado estos años estaba caducada, completamente desfasada, no iba a dar su respaldo a otro proyecto político con IU. Tampoco hemos comunicado lo suficientemente bien lo que hemos hecho, quizás hemos gobernado con un cierto desapego a los barrios importantes para nosotros, y también hay que hacer una lectura de si hemos jugado bien con los plazos y los tiempos. Yo soy de los que piensan que las elecciones no se ganan o se pierden en 20 días o un mes, hace ya bastantes años que empezamos a perder el 22-M en Sevilla capital por muchas razones.

–Lo que parece claro es que hay PP para rato.
–O no, la gente es muy sabia, hoy se quitan y se ponen mayorías de manera brutal. Más pronto que tarde los ciudadanos verán que detrás de Zoido no hay nada. Hay que aceptar los resultados electorales, porque la democracia consiste en aceptar las derrotas, no las victorias. Aceptamos esta derrota con deportividad y reconociendo que nos hemos equivocado, que estas elecciones las hemos perdido más nosotros que ganado el PP.

  • 1