Cultura

Jerez bajará mañana el telón de su buen festival

El Festival de Jerez echa el telón mañana sábado tras dos semanas de éxito. Manolo Sanlúcar, El Güito y el cantaor Miguel Poveda serán lo encargados de cerrarlo en el Villamarta. (Foto: G. Barrera).

el 15 sep 2009 / 01:15 h.

El Festival de Jerez echa el telón mañana sábado tras dos semanas de éxito. Manolo Sanlúcar, El Güito y el cantaor Miguel Poveda serán lo encargados de cerrarlo en el Villamarta.

No se puede hablar del Festival de Jerez sin haber estado en él aunque sea un solo día. Si importante es lo que ocurre en sus escenarios, es mejor todavía lo que pasa en la calle. En la plaza por donde se entra al Villamarta, por ejemplo. Esas tertulias que se forman en este sitio al acabar los espectáculos, eso es para grabarlo. Se crean unos corrillos y cada uno da su impresión de lo visto y escuchado. Hasta hay críticos que meten las orejas en estas reuniones para saber lo que tienen que decir al día siguiente en sus periódicos.

Pero, sobre todo, cuando de verdad se disfruta de esta cita, es cuando se pierde uno por esos tabancos jerezanos, antaño en manos de Junquera y hoy en las de Carlos Grilo o Diego Carrasco. "¿Adónde vamos esta noche?, se pregunta Kioko. Y todos miran a José Manuel Gamboa. Si porta su guitarra, la decisión está clara; si no la lleva, la fiesta puede darse en el lugar más insospechado. Gamboa es tam importante en el Festival de Jerez como el Tío Pepe.

El festival llega a su fin este fin de semana con la programación de Miguel Poveda en el Vilamarta, que repondrá esta noche Sin frontera, y la de Manolo Sanlúcar y El Güito en el mismo escenario, que presentarán Maestros.

Será el broche de oro a una edición que, según los datos de que disponemos, contribuirá a la consolidación de un festival que nació con una duda: ¿Sabrán valorar los jerezanos esta iniciativa en una ciudad donde lo que de verdad gusta es darse una pataíta en la Peña Tío José de Paula? Por supuesto que saben.

Sin embargo hay que rendirse a la evidencia y decir que este festival sobrevive gracias a los aficionados que vienen de fuera. Sólo a dar cursillos vienen cada año varios cientos de extranjeros. Ni más ni menos que lo que ocurre en el Festival de las Minas y las bienales de Sevilla y Málaga. Y no lo decimos como algo negativo, sino todo lo contario: es muy importante para Andalucía que el flamenco sea capaz de traer tanta riqueza como trae a nuestra región. Es uno de nuestros principales atractivos turísticos.

Miguel Poveda es un cantaor admirado en Jerez que, con inteligencia, se ha sabido buscar un sitio en el corazón de los flamencos de esta tierra. Cuando le preguntas a alguien de Jerez si Poveda canta o no flamenco, en seguida puntualiza: "Canta gracioso". Eso mismo solía decir Antonio Mairena cuando le preguntaban por alguien. Para que un gitano le diga ole a un castellano, éste tiene que cantar como Caruso. Y Poveda es eso para algunos jerezanos: una especie de Caruso chico que los ha maravilado con su voz.

Manolo Sanlúcar y El Güito son dos clásicos del mejor flamenco. Los don vienen ya un poco de vuelta pero siguen gozando del cariño y la admiración de muchos aficionados. El gran compositor sanluqueño atraviesa un momento de reflexión y balance, y el bailaor madrileño recoge el fruto del trabajo de tantos años.

  • 1