Local

Jesús Calleja, rescatado de una situación dramática del volcán islandés

Jesús Calleja y su equipo del programa Desafío extremo tuvieron que ser rescatados de las inmediaciones del volcán islandés cuya erupción está causando el caos aéreo en toda Europa.

el 16 abr 2010 / 19:23 h.

Jesús Calleja y su equipo del programa Desafío extremo tuvieron que ser rescatados de las inmediaciones del volcán islandés cuya erupción está causando el caso aéreo en toda Europa: "Teníamos la sensación de que la tierra se estaba destruyendo", ha explicado el montañero leonés.

 "Esto ha sido un Desafío extremo de verdad", relata Calleja en una nota colgada en su página web (jesuscalleja.es), en la que explica su rescate en helicóptero en la zona del volcán Eyjafjallajorull, cuando él y su equipo estaban ya viviendo, el pasado miércoles, una situación "dramática".

El equipo del programa, compuesto además por el cámara Emilio Valdés y el montañero Ramón Larramendi, rodaba una travesía invernal con trineos en Islandia muy cerca del círculo polar ártico, "uniendo los tres volcanes más explosivos y peligrosos de Islandia", explica Calleja en su nota.

El pasado miércoles, cuando estaban instalando su campamento a unos 18 kilómetros del Eyjafjallajorull, aparecieron en el cielo "las nubes mas extrañas que he visto en mi vida, una especie de coliflores gigantescas de 20.000 metros de altura de color oscuro, completamente amenazador", relata Calleja.

El equipo fue "consciente" de que si el viento cambiaba de dirección sería "succionado por esas mortíferas nubes", explica el montañero, y añade que entonces sí que comenzaron estar "preocupados, nerviosos, y tensos"; la situación comenzaba a ser "dramática".

Por suerte, contactaron rápidamente por teléfono satélite con la esposa de Ramón Larramendi, quien les informó de que el volcán había estallado por su cráter principal, debajo del glacial; "el país está en alerta máxima y nosotros en mitad del 'sarao'", relata Calleja.

Una nueva llamada, esta vez de auxilio, puso en marcha un operativo de emergencia para sacar de allí al equipo de Desafío extremo, cuando era casi de noche y en medio de una fuerte tormenta de nieve y viento, lo que hacía difícil la llegada de un helicóptero, que además tenía que sortear las cenizas del volcán.

Pero para sorpresa de Calleja y su equipo, el helicóptero consigue aterrizar, cuando era "casi cierto que no sobreviviríamos" si el viento cambiaba y se mantenía la virulencia del volcán.

"Fue una suerte contar con la pericia de este piloto que se 'mojó' de lo lindo para sacarnos", concluye Calleja, quien relata que en la zona las carreteras están destruidas, "los pueblos evacuados y los campos anegados por los lodos que ha producido la fundición de parte del glaciar en pocas horas".

Calleja concluye su relato relatando sus planes como "testigos excepcionales" de la catástrofe, para llegar de nuevo al volcán por la cara norte, a salvo de los gases y cenizas, y poder filmar qué ocurre, además de "acercarnos al máximo a la erupción", dado que disponen aún del helicóptero alquilado.

  • 1