Economía

Jesús Salazar deja de ser el primer accionista de SOS

El ex presidente del Grupo SOS Jesús Salazar, ha perdido el control sobre un 6,1% del capital social de la compañía alimentaria, después de que un sindicato bancario formado por 13 entidades haya ejecutado garantías financieras aportadas por tres sociedades controladas por el empresario.

el 16 sep 2009 / 04:39 h.

El ex presidente del Grupo SOS Jesús Salazar, ha perdido el control sobre un 6,1% del capital social de la compañía alimentaria, después de que un sindicato bancario formado por 13 entidades haya ejecutado garantías financieras aportadas por tres sociedades controladas por el empresario.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Commerzbank, como agente del sindicato, informó de que las obligaciones avaladas por esta garantía financiera pignoraticia "se han declarado vencidas anticipadamente y se han liquidado".

"El pasado 15 de junio, el sindicato bancario y la entidad de cobertura ejecutaron la garantía mencionada mediante el procedimiento de apropiación", indica la entidad, que agrega que, como consecuencia, "con fecha de hoy el depositario de las garantías ha procedido a traspasar a las entidades las acciones pignoradas".

Tras esta ejecución de garantías, Jesús Salazar verá reducida su participación en la compañía del 16,03% declarado anteriormente al 9,9%, con lo que deja de ser primer accionista del grupo, en favor de las cajas andaluzas (24,13%). Su hermano Jaime Salazar, ex vicepresidente de SOS, mantiene una participación del 9,65% a través de dos sociedades.

Commerzbank detalla que las entidades Inversiones Patrimoniales Sabe, Unión de Capitales y Demi-Stone, controladas por Jesús Salazar, aportaron en garantía un total de 8.385.872 acciones del grupo, representativas del 6,1% del capital, en favor del sindicato bancario.

Además, los ex ejecutivos han solicitado concurso de acreedores para cuatro de sus sociedades, entre ellas Unión de Capitales, un procedimiento con el que podrían estar buscando retrasar la ejecución de acciones aportadas en garantía en diversos préstamos.

  • 1