Cultura

Jesús Tortajada, versos de la misma sangre

Cinco años después del fallecimiento en la capital hispalense del inolvidable Vicente Tortajada, ve la luz un nuevo poemario de su hermano, Jesús Tortajada, bajo el título Ruegos y preguntas, que obtuvo el último premio Ángaro.

el 15 sep 2009 / 19:16 h.

Cinco años después del fallecimiento en la capital hispalense del inolvidable Vicente Tortajada, ve la luz un nuevo poemario de su hermano, Jesús Tortajada (Sevilla, 1954), bajo el título Ruegos y preguntas, que obtuvo el último premio Ángaro. "Aunque teníamos algún antecedente familiar por parte de mi madre. Vicente fue el primero en escribir poesía. Yo empecé con ocho años, luego siempre nos intercambiábamos poemas, nos leíamos, analizábamos versos... Para mí fue un estímulo constante", recuerda Jesús, que en Ruegos y preguntas da forma unitaria a una veintena de poemas alrededor de la idea de una junta de vecinos. Pero es tan sólo un pretexto: "Pensé en darle esa estructura al libro, a partir del carácter administrativo de los ruegos y preguntas, como una forma de cuestionarnos continuamente todo. Pero realmente, el motivo del libro es una parada en seco de la vida. Recibes una citación, y estos poemas son una respuesta a una necesidad de aislamiento", afirma. "La poesía, aunque exceda de lo cotidiano, tiene su propia vitalidad y está continuamente entre nosotros".

Autor de tres poemarios anteriores, Un invierno llevadero, Malosdías y Un buen traje, Jesús Tortajada persevera en la disciplina de los versos: "Mientras la inspiración acompaña, seguiré trabajando. Es para mí una necesidad", concluye.

  • 1