Deportes

Jiménez acosa a Garrido para dejar un emocionante último cara a cara

A pedir de boca. El Open de España en Sevilla está patrocinado por la suerte. Un tiempo espléndido, miles de aficionados, excelente golf y una cuarta y última jornada en la que se decidirá un título aún sin dueño. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 04:12 h.

A pedir de boca. El Open de España en Sevilla está patrocinado por la suerte. Un tiempo espléndido, miles de aficionados, excelente golf y una cuarta y última jornada en la que se decidirá un título aún sin dueño. Del tee del 1 sale hoy (13:16) en ventaja Ignacio Garrido (-15), camino de la historia, pero con el peor perseguidor posible para sus intereses, Miguel Ángel Jiménez (-12).

El bogey del madrileño en el hoyo 18 pudo ser un primer síntoma de que el líder ya nota la presión, aunque él después calificó el error de "circunstancial". Iba salvando con cierta solidez una jornada en la que salió conservador, dada la buena renta que obtuvo el viernes (-9) con el récord del campo. A la postre, sólo vio reducida su ventaja respecto al inicio del día en un golpe, aunque, eso sí, por el retrovisor aparece un primer rival mucho más temible que el sueco Martin Erlandsson, el único de los 25 primeros que empeoró su tarjeta total del tercer día sumando un golpe por encima del par.

Empatado con el campo acabó Garrido (72), que necesitó 9 golpes más que el viernes para completar la vuelta, e hizo dos bogeys a sumar al único que llevaba en todo el campeonato (en el 13, un par 5 en el que tuvo que dropar la bola al enviarla con el drive a unos arbustos, donde era injugable; y en el 18, par 4.). El primero de los errores lo compensó con su segundo birdie, pero el del último hoyo...Por delante avanzaba el partido de Miguel Ángel Jiménez y José Manuel Lara, el que más aficionados arrastró. La lógica apuntaba a que el campeón del torneo de Hong Kong 2008, el que hacía el número 14 en sus conquistas en el circuito europeo, arriesgaría para llegar al último día con opciones de ganar por primera vez el Open de España. Sus cinco birdies y 13 pares, con ser un gran resultado (su desventaja pasa de 8 a 3 golpes), se quedó escaso porque con el putt no estuvo tan brillante como con el juego del tee a green, donde tuvo muchas oportunidades, algunas claras como el eagle que desperdició en el 13 con un putt de dos metros, o en el 16, incluso más cerca del hoyo.

Detrás de Garrido y Jiménez se sitúa un terceto en -11 compuesto por el danés Soren Hansen, otro de los destacados del día (-5), el inglés Mark Foster y el paraguayo Marco Ruiz. Después, otro español empatado en el sexto puesto, el malagueño Carlos Rodiles (-10), mientras el asturiano Alfredo García-Heredia figura con -9, igual que José Manuel Lara. Otro malacitano, el joven Pablo Martín, firmó una gran tarjeta con 67 golpes y es vigésimo con -7 en el total.

el mejor, un amateur. Pero el mejor de la jornada fue un chico de 19 años, amateur para más señas, el inglés Danny Willett, que va para figura. No sólo se conformó con superar el corte, sino que ayer se marcó un recorrido espectacular de 64 golpes (-8), a uno del récord del campo de Garrido. Siete birdies, un eagle y dos bogeys en la tarjeta del que es el número uno del mundo amateur. Se da el caso de que hasta que no se declare jugador profesional no puede cobrar premios en los torneos. Aun así, asegura que no lo hará hasta la próxima temporada porque quiere ganar el US Open, el British amateur y recibir una invitación para el Masters antes de dar el salto que recientemente dio Pablo Martín.

El malagueño hizo historia al ser el primer amateur en ganar en 2007 un torneo del circuito europeo (Open de Portugal), pero no vio un euro. Poco después ya se declaraba profesional.

  • 1