Deportes

Jiménez anuncia que ya tiene "tomada" la decisión sobre su posible permanencia en el Sevilla

el 19 mar 2010 / 13:19 h.

El entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, anunció hoy, en una  rueda de prensa que giró, en gran medida, en torno a su persona, que  ya tiene "tomada" la decisión sobre su posible permanencia o marcha  del banquillo sevillista, aunque prefirió no aclararla.

El técnico, que se encuentra más cuestionado que nunca tras la  eliminación sufrida el pasado martes, en Liga de Campeones ante el  CSKA de Moscú, no descarta, de hecho, continuar el año que viene.  

"El 30 de junio termina mi contrato. Cuando se cumplan los  objetivos, el presidente podrá tener una idea y yo otra. Si es la  misma, se llegará a un acuerdo para una cosa o para otra", refirió.

Jiménez incluso se mostró ambicioso. "Quiero perseguir logros más  grandes, mirar para adelante y, si los resultados no se dan, está  claro que no seguiré. Si se dan, no será aquí en una rueda de prensa  donde diga mi decisión", añadió.

Con todo, y antes de iniciarse la rueda de prensa habitual a la  previa de los partidos, Jiménez reiteró las disculpas, que ya  ofreciera ayer, por el tono de sus respuestas en la rueda de prensa  posterior al choque con el CSKA.

"No hay malas preguntas, sino malas respuestas. No era momento ni  lugar para la contestación que di, quiero pasar página porque la  crítica bien entendida comienza sobre uno mismo", espetó.

Como se recordará, el técnico insinuó que las "patadas" dirigidas  contra él iban, en realidad, destinadas al presidente, Del Nido,  aunque no citó su nombre en ningún momento. Ayer mismo un miembro de  la directiva, Monchi, habló con él durante el entrenamiento, antes de  que Jiménez expresara, poco después, sus disculpas.

"NADIE ME HA GUIADO".

Sin embargo, el de Arahal aseguró hoy que nadie le ha forzado a  ello. "Nadie me ha guiado. Nadie tiene nada que decirme, porque soy  mayorcito para tomar decisiones y entender cuándo me equivoco. Los  pensamientos que pueda tener como Manolo Jiménez no debo  manifestarlos como entrenador del Sevilla, que es como me siento ante  un micrófono. Tengo que estar por encima de las críticas, aceptarlas  y recogerlas", insistió.

Del mismo modo, envió un mensaje a los periodistas. "Sois libres  de opinar y yo de trabajar como lo hago, como me han enseñado. Como  Jiménez, lo he analizado todo, pero no lo diré aquí como entrenador  del Sevilla. Respondí mal una vez, no se producirá más".  

Y es que el técnico también acepta las protestas de una grada,  cada vez más llena de detractores suyos. "La afición es exigente,  porque cree a bien tener el derecho de exigir. Hay que tener miras  ambiciosas, así se engrandece la capacidad de trabajo que tiene todo  el club. A partir de ahí, nunca hay que olvidar de dónde venimos,  porque el crecimiento del Sevilla no ha sido por casualidad",  advirtió.

Tras ello, Jiménez se centró en el partido liguero de mañana ante  el Espanyol, al que no cree que sus hombres lleguen bajos de ánimo  por ese revés europeo antes indicado.

"No queda otra, porque nos pagan por defender la elástica  sevillista. En la taquilla hay que dejar todo lo que no sea querer  ganar. El mejor bálsamo para las derrotas es una victoria porque, por  muy cansado que estés, cuando ganas un partido, éste pesa menos",  espetó.

Por supuesto, Jiménez no espera facilidades por parte del  Espanyol. "Está en la zona baja pero tiene muy buena plantilla, se  juega mucho y es un equipo de Primera, como el Xerez. Son dos rivales  que merecen todos los respetos. Eso sí, necesitamos los puntos para  cumplir los objetivos, sea ante el Espanyol, Xerez o Real Madrid",  indicó.

Además, el Sevilla se está mostrando mucho más efectivo cuando  juega a domicilio, como ocurre mañana, en su visita a Cornellá,  aunque Jiménez lamenta que no pase lo mismo en el Pizjuán.

"Quiero saber por qué somos de los mejores equipos visitantes y  por qué nos cuesta tanto en casa. Seguro que hay alguna razón o  muchas. Pero son tres puntos y tenemos que estar igual de cómodos en  casa que fuera", apuntó.

En este sentido, rechazó que el juego de los sevillistas peque de  falta de calidad. "No estamos haciendo las cosas bien, pero no es que  no juguemos bien. Unas veces ha sido mejor el rival, otras hemos  estado bien y no hemos ganado, y otras lo hemos hecho bien y nos  hemos llevado los tres puntos. Lo cierto es que no somos el mismo  equipo del primer tercio de la Liga, pero estamos cuartos y nos  ilusiona ganar ante el Espanyol para alcanzar la tercera plaza, ya  que no estamos muy lejos de ese objetivo todavía", concluyó.

  • 1