Deportes

Jiménez avisa de que este partido es 'de los que no se ganan porque sí'

El técnico del Sevilla, Manolo Jiménez, ha advertido hoy que el choque de mañana frente al Real Valladolid es "un partido trampa, de los que no se ganan porque sí" y recordó que el cuadro castellano "ha sorprendido a rivales superiores y aspira a meterse en Europa" por lo que "no es un rival fácil".

el 16 sep 2009 / 00:15 h.

El técnico del Sevilla, Manolo Jiménez, ha advertido hoy que el choque de mañana frente al Real Valladolid es "un partido trampa, de los que no se ganan porque sí" y recordó que el cuadro castellano "ha sorprendido a rivales superiores y aspira a meterse en Europa" por lo que "no es un rival fácil".

El preparador sevillista explicó que "van los veinte disponibles" en su convocatoria porque "alguno tiene molestias, sobre todo Perotti", de quien dijo que "si no está al cien por cien, puede que no interese tenerlo en el banquillo".

Jiménez insinuó que el lateral derecho mañana será el brasileño Adriano Correia, un jugador que "ha tardado en darse cuenta de su potencial, es la máxima expresión de la polivalencia", ya que entiende que "puede jugar donde le dé la gana. Es capaz de jugar en distintas posiciones, hasta en cinco puestos".

El técnico recordó que "en los planteamientos, el lateral derecho titular era Konko pero no lo ha sido luego" debido a un rosario de lesiones que lo han obligado a "improvisar con Crespo, Mosquera, Fernando Navarro y ahora, con Adriano", lo que demuestra que "la del Sevilla es una plantilla con recursos".

Un caso parecido al del defensa francés es el del delantero argentino Lautaro Acosta, otro fichaje de esta temporada que ha jugador muy poco a causa de una lesión que el entrenador calificó de "terrible" al ser "un esguince que no desaparece. Lo han visto los mejores especialistas en la materia pero no se da con la tecla. Es desesperante".

Con su equipo tercero en la tabla, Jiménez está seguro de que "con 27 de los 33 puntos que hay todavía en juego, se garantiza la Champions" pero que para ello "el estadio debe ser un fortín para ganar los cinco de casa".

"Tenemos que mirar hacia arriba para marcarnos un horizonte ambicioso. No podemos mirarnos en el quinto. Con 51 puntos ahora si nos no metemos en Champions, el año sería un desastre. Pero en fútbol todo es posible. Sería dramático, ni quiero pensarlo", agregó al respecto.

Manolo Jiménez también se felicitó por las declaraciones de algunos futbolistas que han reclamado su continuidad en el cargo, algo que "afecta positivamente y que pone los pelos de punta", si bien él prefiere "estar centrado en el Valladolid. De lo demás, Dios dirá".

  • 1