Deportes

Jiménez lapida a sus posibles sucesores

Cada vez que salta a la palestra mediática un posible sustituto de Manolo Jiménez en el banquillo del Sevilla, allá que va el entrenador de Arahal para acabar con los rumores. Ya superó claramente al Racing de Marcelino, al Villarreal de Valverde y, anoche, al Mallorca de Gregorio Manzano, último candidato a suplirlo.

el 20 feb 2010 / 23:57 h.

Julio Álvarez y Capel pelean por el esférico.
Va a haber que comentarle a Manolo Jiménez, cada semana, que el entrenador del rival opta al banquillo sevillista la temporada siguiente. Sea por lo que fuere, el técnico de Arahal siempre le da un repaso a su hipotético sucesor. Le pasó con Quique Sánchez Flores nada más debutar. Luego el que se postuló para el banco del Sánchez Pizjuán fue Marcelino García Toral. Y allí que surgió el de Arahal para darle un repaso de aúpa a su Racing y golearle. Más tarde el que apareció como futurible fue Ernesto Valverde, y de nuevo lo volvió a dejar en evidencia el preparador nervionense.

El último caso de las prematuras ‘venganzas’ del entrenador del Sevilla ha sido el Gregorio Manzano. Se empieza a hablar en la semana previa del duelo entre el jiennense y el arahalense de la posible sucesión, y llega el equipo blanquirrojo al Ono Estadi y le da un repaso importante a su rival, que en este caso además era rival directo en la pelea de la Liga de Campeones. Así pues, en beneficio del Sevilla, habrá que ir susurrándole a Jiménez que Caparrós puede volver un día de estos por Nervión, por lo que pueda pasar el próximo domingo ante el Athletic.

Aunque a lo mejor lo que le pasa al Sevilla, y a Jiménez por ende, es que cuenta en sus filas con uno de los mejores jugadores de España, de Europa y del mundo. Lo de Jesús Navas es realmente impresionante. Es un crack de los pies a la cabeza, que mete goles, esta temporada ya más que nunca, que da asistencias, más que ninguna multimillonaria estrella del campeonato español, y que, para colmo, defiende en su propia línea de fondo y a la jugada siguiente es capaz de llevar el balón a la contraria. No es que esté listo para ir al Mundial, es que a este nivel puede ser una de sus grandes sensaciones. Vencidos sus problemas, el miedo, ofreciendo este nivel y con unos representantes que ya no van a mirar tanto por el Sevilla bien haría el club en amarrar toda fisura, si es que la tiene, en su contrato del futuro.

  • 1