Deportes

Jiménez no tiene rival en porcentaje de puntos

Un gol de Emiliano Armenteros en Soria, con el Sevilla en plazas de Liga de Campeones, significó un hito en el palmarés de Manolo Jiménez. El arahalense firma el promedio de puntos más brillante de técnicos del club con más de 50 partidos en Primera División.

el 16 sep 2009 / 04:12 h.

Un gol de Emiliano Armenteros en Soria, con el Sevilla en plazas de Liga de Campeones, significó un hito en el palmarés de Manolo Jiménez. El arahalense firma el promedio de puntos más brillante de técnicos del club con más de 50 partidos en Primera División.

El entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, firmó el epílogo liguero con el promedio de puntos más brillante en la singladura del club -1,81- en Primera División. El gol de Emiliano Armenteros en Los Pajaritos, intrascendente a priori, ha elevado a categoría de histórico al arahalense, que gracias a la diana del mediapunta argentino despidió el ejercicio regular con un balance superior al de su antecesor, Juande Ramos, que logró un porcentaje de 1,78, si bien el manchego alzó cinco títulos -una Copa del Rey, dos Copas de la UEFA, una Supercopa de España y una Supercopa de Europa-.

El arahalense es el técnico con más de 50 partidos en Primera que ha logrado el mayor porcentaje de triunfos y de puntos en la historia de la entidad de Nervión. Concretamente, y gracias a su victoria en Los Pajaritos, ha sumado 1,81 puntos por partido, una cifra aún más brillante que la del propio campeón de Liga en la temporada 45-46, el fallecido Ramón Encinas -1,75-, en la tercera plaza del ránking. El preparador gallego logró en aquella época el único título de Liga en Primera de la entidad, en la que triunfó gracias a los Busto, Arza, Alconero, Antúnez, Araújo, Joaquín, López o Campos.

Jiménez, sometido a una especie de juicio público en el Ramón Sánchez Pizjuán, ha sido capaz de renovar pese a la mayoritaria opinión de la grada y a los números de su antecesor, un Juande Ramos que hasta su marcha sí fue capaz de firmar el mejor balance. Desde que se enroló en el Tottenham, el Sevilla experimentó un proceso de mutación que ha originado un nuevo estilo -ahora más defensivo, aunque ha recobrado el prestigio en la competición doméstica, en la que fue tercero. El de Arahal, con 69 choques de aval, ha aventajado a técnicos ilustres en la historia del club. El utrerano Joaquín Caparrós, el segundo con más partidos en la máxima -152-, certifica un promedio de 1,43. Sólo cuatro décimas menos que el actual.

Jiménez ha escrito su nombre en la historia del club en Liga. Sus registros, sin analizar el discreto peregrinar en UEFA y Copa, son impolutos. En el ránking de los técnicos con más de 50 partidos en Primera y con mejor promedio figuran el argentino Helenio Herrera, tercero en la Liga en la 56-57 y con un promedio de 1,7, o el austríaco Max Merkel, apodado con el sobrenombre de Míster Látigo y que se marchó promediando en sus 60 partidos en Nervión 1,56 puntos por jornada.

Estadísticamente, y otorgando tres puntos al triunfo desde el origen de la Liga, Jiménez ha sido capaz de crecer tras la sombra de Juande Ramos y con el aval de presentar mejores números que Ramón Encinas, el único que alzó una Liga. Los registros del Sevilla 2008-09 han sido, pese a la sombra de la Copa y la UEFA, de aspirante al título.

  • 1