Deportes

Jiménez quiere ganar la Champions

Manolo Jiménez está en un buen momento. Una vez superados el fiasco de la UEFA y la decepción de la Copa su marcha en la Liga le otorga confianza y se siente respaldado por su plantilla. Tan a gusto está, que se atreve hasta con la Liga de Campeones.

el 16 sep 2009 / 00:33 h.

Manolo Jiménez está en un buen momento. Una vez superados el fiasco de la UEFA y la decepción de la Copa su marcha en la Liga le otorga confianza y se siente respaldado por su plantilla. Tan a gusto está, que se atreve hasta con la Liga de Campeones.

Porque el entrenador del Sevilla quiere ganar el máximo torneo continental. Ahí es nada. "Quiero dejar al Sevilla en la Champions e intentar ganarla luego. Los recuerdos que tengo de esa competición son preciosos. El Sevilla se merece escuchar ese himno otra vez.

Quiero meter al Sevilla en la Champions y si es de forma directa, mejor", aseguró ayer Manolo Jiménez. Claro que eso implica continuar en el banquillo nervionense la próxima temporada, hecho que se infiere de sus propias palabras. "Seguro no hay nada en la vida, no quiero parecer presuntuoso, pero el año pasado cuando terminó la temporada era el entrenador español más joven en tener esa clasificación. Está claro que si hubiese decidido salir podría haberlo hecho por los números pero mis sentimientos estaban en el Sevilla. Tengo los siete sentidos, no los cinco, los siete, en el Sevilla. Mi casa es el Sevilla y siempre me han tratado como un hijo, la prioridad por lo tanto es el Sevilla, pero el club va a seguir y las personas estamos de paso, llegará el día en que tenga que salir, aunque ojalá me pueda retirar aquí...".

Desde luego, si por sus jugadores fuera, a tenor de las declaraciones de Palop y Adriano, no habría duda en cuanto a la continuidad del técnico, algo que valora muy positivamente el de Arahal, al que "satisface" que sus futbolistas, de los que es "amigo", valoren su "trabajo". "Tenemos una muy buena relación, no todos los vestuarios pueden decir lo mis- mo, es normal que haya alguna divergencia o pique, pero el respeto es inmenso y eso no es mérito mío sino del plantel".

También al futuro, pero el de otros miembros del club, se refirió Jiménez, en concreto al de Monchi y de Kanouté: "Cuando se tienen a los mejores se corre el riesgo de perderlos. Freddy es un hombre que me está dejando impresionado por la capacidad que tiene, no sólo futbolística, sino personal... Yo les digo a los sevillistas que estén tranquilos, que Kanouté no se quiere ir del Sevilla. En cuanto a Monchi, ya se intentó a base de mucho dinero que se fuera, dudó un poco, pero los sentimientos son los sentimientos. Monchi, como otros, es un enfermo que no se mueve sólo por dinero. Florentino es inteligente, sabe que Monchi es muy sevillista y le va a costar sacarle de aquí. Pienso que algunos vamos a seguir muchos años".

Uno de los asuntos más espinosos que tocó ayer el entrenador nervionense en su comparecencia antes del fin de semana de descanso fue la situación de Enzo Maresca. El técnico lo trató con naturalidad y recordó que el italiano hizo "una grandísima primer vuelta". "Pero ahora ha pagado el sobreesfuerzo de no tener recambio en tres competiciones. Es un futbolista del Sevilla y el ciclo se acabará o no cuando termine la temporada". Así las cosas, Jiménez aseguró que cuenta con Maresca y que "lo de sus declaraciones se olvidó en el vestuario". "Creí oportuno -añadió- quitarlo porque irrumpieron otros jugadores y en la variedad de los futbolistas está el acierto o desacierto del entrenador".

Por último, el entrenador sevillano reivindicó la temporada del Sevilla. "Me da pena escuchar que los de atrás son muy malos, si estuviéramos quintos o sextos seríamos nosotros muy malos porque hay otros por encima".

  • 1