Deportes

Jiménez: "Si el presidente me planteara renovar ahora, le diría que no; esperaría"

El técnico del Sevilla remite a la consecución o no de los objetivos para hablar sobre su continuidad al frente del plantel.

el 05 feb 2010 / 20:11 h.

Jiménez, sonriente junto a un también sonriente Negredo.

La Copa del Rey puede convertirse en el mejor aliado de Manolo Jiménez para continuar al frente del Sevilla. Ganar el título le situaría en una posición inmejorable para seguir ligado al club de Nervión, toda vez que no parece nada fácil que se destituya a un entrenador que logra un éxito tan importante para la entidad. Otra cosa es el peso que en la decisión tenga la clasificación liguera, habida cuenta del valor que tiene el pase a la Liga de Campeones. En cualquier caso, Jiménez prefiere aparcar el asunto de su continuidad por ahora.

"He tenido la suerte de tener unos padres maravillosos que me han enseñado a ser un aprendiz permanente. Nunca he pensando en tirar la toalla. Sé que los ciclos pueden pasar o seguir, que dependo de los resultados, pero tengo contrato hasta el 30 de junio y ese tema se verá con los resultados. No me planteo seguir o no, pero si el presidente me planteara ahora una renovación, le diría que no, que esperaría hasta final de temporada", ha comentado el técnico en el programa El Pelotazo de Canal Sur Radio.

Tal como siguen estando las cosas, con división de opiniones en la afición sobre su labor al frente del equipo, habrá que esperar hasta entonces, pero sobre todo porque ésta es la filosofía de los rectores del Sevilla. Ya lo dijo José María del Nido cuando, hace unos meses, anunció la continuidad del técnico: "Le han renovado los resultados". Por tanto, toca esperar, lo diga o no Jiménez, quien, no obstante, siempre podría tomar una decisión antes de que lo haga el club.

"Se me pide mucho, pero eso es bueno, porque se le pide a quien puede dar. Mi afición me pide. A mí no me sorprende la crítica. La acepto y la respeto. No me paro a pensar si mis decisiones agradan más o menos. En los anteriores ejercicios se superaron los objetivos y espero hacerlo de nuevo", comenta.

MÁS SOBRE EL CAMBIO DE NEGREDO. Al hilo de esas palabras, Jiménez ha vuelto a referirse al cambio de Negredo, recordando que se juega su continuidad no por un hecho puntual como el del pasado miércoles, sino siempre. "Apenas escuché la reacción y no dudé. Mi oficio es tomar decisiones en beneficio de la plantilla. Cuando salen bien, pues bien; y si salen mal, es mi responsabilidad. Creo que la reacción fue la buena, independientemente del resultado. No pensé que me la jugara. Me la juego en cada momento por estar en el club tan grande en el que estoy, pero no por una decisión. Yo no hago las cosas para agradar ni para quedar bien", sostiene.

Mientras tanto, el técnico prepara el partido de mañana contra el Zaragoza. La recuperación de efectivos, pese a la seria duda de Luis Fabiano y Romaric para viajar hoy, le permitirá alinear un once de garantías en La Romareda. Una de las incógnitas reside en saber qué papel jugará Negredo en este partido y cuál en el decisivo del próximo miércoles de Copa ante el Getafe.

  • 1